Balotelli emulando a Maicon

balotelli maicon

Era mayo de 2012 y el Inter estaba cerrando una mala temporada: el envejecido equipo del novel Stramaccioni no cuajaba mientras la renovada Juventus de Conte y el Milan de Ibrahimovic se disputaban el título. Sin embargo, al club nerazzurro le aguardaba una alegría en la penúltima jornada en la que se disputaría el derby de Milán: el Inter derrotaría por 4-2 al eterno rival (uno de ellos) y privaría al cuadro rossonero de repetir el título conquistado la campaña anterior, ya que la Juventus derrotaría por 0-2 al Cagliari para volver a lo más alto del Calcio. Fue un partido inolvidable para los de Strama no sólo por lo ya comentado, sino también porque Iván Córdoba se despedía de su afición y por el hat trick de Diego Milito, pero también por el cuarto gol, obra de Maicon, que certificó la victoria con una obra de arte ante la que Amelia poco más pudo hacer que mirar cómo el obús del lateral brasileño entraba en su portería. Volviendo al presente, en el fin de semana recién concluido hemos tenido buenos goles, pero uno de los mejores fue visto ya el viernes, obra de Balotelli, en el mismo escenario y desde la misma posición, pero al otro lado del espejo, con un golazo que ayudó al Milan a ganar los tres puntos ante el Bologna.

No estaba siendo un partido fácil para los de Clarence Seedorf, y es que su Milan va sacando puntos (importante en el comienzo de su andadura en los banquillos) pero aún le cuesta brillar y dominar los partidos. Sin embargo, a cinco minutos del final del choque ante los rossoblu, emergió la figura de su jugador franquicia para marcar la diferencia con un golazo que inevitablemente recordó al que año y medio antes había marcado el hoy jugador de la Roma (tiene incluso más dificultad el tanto del delantero italiano, ya que no se encontraba en carrera). Un Balotelli que sólo unos días antes sorprendió cuando no pudo reprimir las lágrimas tras ser sustituido en el partido ante el Napoli que su equipo perdió por 3-1. Quizá su no celebración tuvo que ver con eso, aunque tampoco extraña en un futbolista que suele mantenerse frío cuando marca y que una vez declaró que “si un cartero no celebra entregar una carta, yo tampoco celebro hacer mi trabajo”.

El Milan necesitará el miércoles la mejor versión de Balotelli, en lo que será el partido más importante de la temporada para el equipo rossonero hasta la fecha. El Atlético de Simeone es favorito pero últimamente ha recibido un par de golpes en Copa y en Liga y el Milan es un conjunto que suele crecerse en su competición preferida. Y si Super Mario siente el fuego, más aún a su favor.

Sobre el autor Ver todos los posts Web del autor

Gabriel Caballero

Periodismo
caballergabriel@gmail.com