El minuto de Marcos Alonso

marcos-alonso-fiorentina

Apenas tardé poco más de cinco minutos en ponerme con el Fiorentina-Nápoles y ya estaban dando la repetición del primer gol. También es casualidad. Tres jugadores de la Fiore saltaban a por un balón aéreo en el área napolitana y el que estaba más adelantado de ellos, el lateral zurdo Marcos Alonso, marcaba de cabeza el primer tanto del partido tras batir a Reina. Sin tiempo para acomodarme, el Nápoles empataba el partido medio minuto después con un gol de Gonzalo Higuaín: Marcos Alonso y el meta Tatarusanu no se entendieron bien y, cuando este último ya salía a por el balón dejando la portería desguarnecida, el zaguero español despejó el balón defectuosamente a los pies del delantero argentino, que no suele desaprovechar esta clase de regalos. Pasó de héroe a villano en menos de un minuto, pero fue un hecho aislado: Alonso protagonizó un gran partido, extensión de una muy buena temporada en la que se ha asentado como indiscutible en el lateral izquierdo del equipo de Paulo Sousa. Respecto al partido, el marcador ya no se movió más a pesar de que ambas escuadras tuvieron buenas oportunidades: la Fiorentina se estrelló contra los palos en la primera mitad, y el Nápoles contra Tatarusanu en la segunda.

Tras debutar con el primer equipo del Real Madrid en Santander hace cinco años de la mano de Pellegrini, Marcos Alonso se buscó las habichuelas en Inglaterra al fichar por el Bolton Wanderers, donde tras dos años sin apenas jugar destacó en su tercera temporada en el Reebok Stadium. Esto no pasó desapercibido para la Fiorentina, que se hizo con sus servicios en 2013. Tras media temporada se marchó cedido al Sunderland de Poyet, donde encontró los minutos que buscaba. A su regreso al Artemio Franchi se convirtió ya en una dura competencia para el veterano Manuel Pasqual, internacional italiano que lleva en Florencia desde 2005. Entre ambos se repartieron los minutos en el lateral zurdo viola. Ha sido esta temporada, con la llegada de Paulo Sousa al banquillo, cuando Marcos Alonso se ha hecho indiscutible en el puesto.

Alonso, procedente de una familia con gran tradición en el fútbol español en la que su abuelo Marquitos jugó en el Real Madrid y su padre en el Barcelona y el Atlético, está cuajando una buena temporada en la Serie A mostrándose como un lateral izquierdo de gran recorrido e influencia ofensiva. De hecho, en ocasiones parece que juegue más de extremo que de lateral, dejando a veces su flanco descuidado. Ataca bien el espacio, se asocia y llega arriba con peligro: esta temporada ya ha marcado tres goles y dado tres asistencias. Quienes le ven se preguntan si Del Bosque le tiene echado el ojo, pero la competencia es dura en ese puesto con Jordi Alba, Bernat, Azpilicueta… lejos quedan los años en los que Capdevila era la única opción para el lateral zurdo de la selección. Mientras, seguirá siendo parte importante de una Fiorentina que busca una plaza para la próxima Liga de Campeones.

Sobre el autor Ver todos los posts Web del autor

Gabriel Caballero