lewandowski immobile cristiano ronaldo bota de oro

A falta de pan, buenas son tortas. Ya que este año ‘no’ tendremos Balón de Oro, la actualidad en cuanto a galardones individuales se centra en la Bota de Oro, trofeo que distingue al máximo goleador europeo y que a falta de dos partidos para la conclusión de la Serie A, vive una lucha encarnizada por ser conquistada.

Parecía que Robert Lewandowski (31 años) la tenía bastante encarrilada después de firmar 34 dianas con el Bayern de Múnich, pero en las últimas horas se le ha complicado ya que a diferencia de la Bundesliga, que hace semanas echó el cierre con el cuadro bávaro conquistando una vez más el título, en Italia el balón sigue rodando y sus capocannoniere, marcando goles como si no hubiera un mañana.

La Serie A, con irrupciones inesperadas como la del Milan, conoció ayer a su ganador: una Juventus que de la mano de Cristiano Ronaldo conquistó el cetro doméstico por novena vez consecutiva. Lo hizo tras imponerse a la Sampdoria (2-0) y con un tanto de su rutilante estrella portuguesa, que a sus 35 años se resiste a dejar de lado la competitividad y ya acumula 31 aciertos. Podría parecer que faltando 180 minutos por disputar, tiene a tiro la Bota de Oro, pero nada más lejos de la realidad. A CR7 le ha salido un competidor cuya relación con el gol se ha acentuado esta campaña en la Lazio. Siempre fue un killer, pero este curso ha pulveridazo sus propios guarismos.

Hablamos de Ciro Immobile. En España se le recuerda por su anodino paso por el Sevilla hace un lustro. Llegó a Nervión procedente del Borussia Dortmund para hacer olvidar a Carlos Bacca pero su adaptación no fue la esperada, anotando 4 goles en 15 apariciones y marchándose cedido al Torino en la siguiente ventana de fichajes invernal. Pero en Italia, con el paso de los años, ha regresado a su mejor versión, se siente como pez en el agua y en la Lazio se le caen los goles de los bolsillos.

Su temporadón se resume en los 34 tantos que ha logrado y que han permitido a los de Simone Inzaghi pelear tanto por el título hasta que en la jornada 34 cayeron frente al ahora campeón. En la última victoria biancocelesti (1-5 ante el Hellas Verona), en la que regresó su mejor versión, Immobile firmó su segundo hat-trick de la temporada en una actuación espectacular del ariete, que se ha convertido en historia por ser el italiano que más goles marca en una temporada de la Serie A. Ahora el internacional tiene muy cerca el récord de Higuaín (36 goles logró en el Nápoles en la 15/16, lo nunca visto en el Calcio) y, sobre todo, una Bota de Oro con la que redondearía una campaña de ensueño, tanto a nivel colectivo ―récord de puntos en la historia de la Lazio― como personal.

Quedan dos fechas por disputar y tanto Cristiano como Immobile quieren superar a Lewandowski. El luso, que lo tiene más complicado, debe medirse a Cagliari y Roma y el italiano a Brescia y Nápoles. Mientras que para Ronaldo sería su quinta Bota de Oro, para Ciro sería la primera. Sea como fuere, el máximo goleador europeo será un treintañero que ocupará el lugar de un Messi (25 goles) que este curso se ha quedado muy lejos de la pelea y que lo ha ganado en las tres últimas temporadas (37, 34 y 36 goles).

Sobre el autor Ver todos los posts

Fernando Castellanos

Periodismo deportivo en vena. En NdF desde 2006. Hacer todo lo que puedas es lo mínimo que puedes hacer.