Se habla español en San Paolo

napoli cast

Hoy en Nápoles cogen aire para soplar 87 velas: el histórico club del sur de Italia cumple años. No faltan además los motivos para el festejo, pues hace un par de días el Partenopei venció en partido amistoso a un rival de nombre como el Galatasaray de Drogba y Sneijder y ya ha sido presentado el que se presume como fichaje estelar para la nueva temporada: el argentino Gonzalo Higuaín procedente del Real Madrid. Al Pipita no le faltarán compañeros con los que hablar su idioma mientras aprende el italiano, pues los españoles Callejón, Albiol y Reina emprenden también la aventura napolitana llamados a filas por el capitán Benítez, que sabemos gusta de rodearse de los suyos como hizo ya en Anfield. Además, Higuaín tendrá como compañeros a sus compatriotas Federico Fernández y Fideleff, a los colombianos Zúñiga y Armero y al uruguayo Miguel Britos. Pero no es un idioma nuevo en San Paolo: ya lo practicaba el jugador que lo cambió todo, Diego Armando Maradona.

Tras la marcha del Pelusa, el Napoli no vivió buenos tiempos. El descenso a la Serie B, en 1998, tras 32 años consecutivos, o la posterior desaparición del club para ser refundado en la C1 representaron los peores momentos de los tifosi napolitanos, pero Aurelio De Laurentiis se propuso devolver al Napoli a lo más alto y no cejó en su empeño hasta conseguirlo. Los azzurri regresaron a la Serie A y de la mano del técnico Mazzarri y de un magnífico terceto de futbolistas formado por el eslovaco Hamsik, el uruguayo Cavani y el argentino Lavezzi regresaron a las primeras posiciones del Calcio, a la máxima competición europea y a posar de nuevo títulos en sus vitrinas con la conquista de la Coppa en 2012. Lo peor había pasado, las alegrías volvían a Nápoles y el español volvía a escucharse con fuerza en San Paolo.

Pero el club comienza ahora una nueva etapa. Walter Mazzarri emprendió viaje al Giuseppe Meazza para dirigir la errante nave del Inter y de aquel tridente sólo queda Marek Hamsik. Cavani y Lavezzi son de nuevo compañeros en París tras el fichaje el pasado año de Lavezzi y el reciente de Cavani, y es que el PSG gusta de pescar en un Calcio que difícilmente puede hacer frente a los petrodólares de los nuevos ricos. Para la tarea del banquillo se ha confiado en Rafa Benítez, reciente ganador de la Europa League con un Chelsea en el convenció a los más escépticos. Precisamente en el Inter, donde hoy está Mazzarri, vivió su primera experiencia en el Calcio y no fue muy positiva. El cambio no será fácil: han sido muchos años con la defensa de cinco de Mazzarri, con los tres centrales y los carrileros largos, con el tridente de ataque que tanto gusta en el Calcio, con los goles de Cavani, último Capocannoniere, incluso la portería vivirá un cambio tras la marcha de De Sanctis tras cuatro años de buen rendimiento.

Pero el Napoli, subcampeón de la Serie A, no quiere abandonar otra vez la nobleza del Calcio y para ello se está esforzando en darle a Benítez un equipo competitivo. En ello juegan un papel importante los españoles: Callejón y Albiol abandonan el banquillo del Bernabéu para ser importantes en su nuevo club, dejando más de 20 millones en las arcas madridistas. Por su parte, Pepe Reina, que sonaba para el Barcelona, jugará un año como cedido por petición del entrenador español, que ya lo fichó para el Liverpool (aunque ojo con la competencia del brasileño Rafael, también fichado para esta temporada). No son las únicas contrataciones: Higuaín tendrá la difícil encomienda de sustituir a Cavani y buscará con ello el reconocimiento que se le negó en el Bernabéu. Otra incorporación importante es la del extremo belga Dries Mertens procedente del PSV. Acostumbrado el Napoli a que los carrileros como Maggio o Zúñiga ocupasen las bandas, jugadores como Mertens o Callejón recorrerán ahora los extremos por delante de los laterales en el presumible 4-2-3-1 de Benítez.

Y no nos olvidamos, por supuesto, de Lorenzo Insigne, que parece destinado a ocupar el flanco izquierdo de ese sistema. El joven italiano, canterano del club y que protagonizó una buena actuación en el último Europeo Sub 21, supone una de las grandes esperanzas de Italia de cara al futuro junto a Verratti o El Shaarawy. Pero pronto podría tener un nuevo compañero en el ataque y es que De Laurentiis no ha guardado aún la billetera: se habla de Alexis Sánchez, y también de Skrtel, conocido de Benítez, para un centro de la defensa que perdió al argentino Campagnaro, que volverá a coincidir con Mazzarri en el Inter, o del finlandés Roman Eremenko para un centro del campo que de momento tiene la precisión suiza de Inler, Behrami y Džemaili, que la pasada temporada marcó su primer hat trick. Por delante de ellos, Hamsik será el encargado de liderar al Partenopei.

A pesar de las importantes bajas, un proyecto ilusionante el de este Napoli que quiere dar un paso más y pelearle el título a la Juventus además de hacer un buen papel en Europa, donde Benítez sabe lo que se hace (una UEFA con el Valencia, una Champions con el Liverpool y una Europa League con el Chelsea). De nuevo, el español podría tener su momento de gloria en la capital de Campania, donde el sur vuelve a plantar cara a los grandes del norte de Italia.

Foto | Twitter SSC Napoli

En NdF | Bajo el sol de la Toscana
En NdF | Reencuentro en Verona

Sobre el autor Ver todos los posts Web del autor

Gabriel Caballero

Periodismo
caballergabriel@gmail.com