Oblak detiene a un Madrid de dos marchas

oblak bale

Para este Madrid, los partidos tienen dos partes de 45 minutos en lugar de un todo de 90: tiene una marcha en un periodo para después subir o bajar según las circunstancias. Lo vimos ante el Rayo, cuando sufrió en el primer periodo para desquitarse en el segundo. En el Camp Nou desplegó un buen fútbol en la primera mitad, perdonó y se desinfló en la segunda parte. Lo mismo le ha pasado esta noche en el Calderón, y la suerte que ha tenido es que el Atlético no dispone de Neymar, Messi y Luis Suárez. El 0-0 final refleja un partido en el que el Real Madrid fue mejor en una primera mitad en la que disfrutó de varias ocasiones, todas ellas desbaratadas por un inmenso Jan Oblak. En el segundo tiempo las fuerzas estuvieron más igualadas: todo queda pendiente para la vuelta en el Bernabéu, que no será la final de Lisboa pero no le andará a la zaga.

Pronto se verían las directrices del primer tiempo, cuando Bale tuvo en sus botas la primera ocasión en el tercer minuto de juego en un mano a mano resuelto por Oblak. Hoy, el galés fue el mejor de la BBC. Pero lo mejor del Madrid estuvo en su centro del campo, donde Kroos y Modric se hicieron con el timón, y en el centro de la defensa, con un Varane colosal. El conjunto de Ancelotti tenía el encuentro a su merced, novedad esta respecto a los últimos derbis, y sólo hacía falta rematar la faena, pero por ahí se le escapó la victoria. Bale y James lo intentaron cada uno a su manera con dos disparos desde fuera del área: el primero haciendo gala de potencia, el segundo, de clase, con el exterior. Distinta película con el mismo desenlace: gran intervención de Oblak. El portero esloveno llegó para sustituir a Courtois pero le costó adaptarse, lo que dio lugar a la aparición de Moyá en el once, pero parece que ya están las cosas en el sitio en el que fueron planificadas.

También Modric tuvo su ocasión, al que le gustó tanto el disparo de James que también él lo intentó con el exterior de su bota. Después, Varane se puso la banda derecha por montera y se disfrazó de Bale aquel día de Bartra para hacer gala de velocidad y potencia, para terminar asistiendo al área en una ocasión que concluyó con un disparo de James que acabó de nuevo desviado por el portero esloveno. Para el Atlético, la ocasión más propicia fue una de Griezmann al aprovechar un error de Sergio Ramos, pero Casillas se hizo con el flojo lanzamiento del francés. Simeone se desgañitaba en la banda al considerar que al disparo de su pupilo le habían faltado… intenciones. La primera parte terminó con la sensación madridista de haber desaprovechado una buena ocasión de adelantarse en el marcador y la rojiblanca de que lo mejor era el resultado.

En la segunda parte, Mario y Gabi se hicieron más grandes en el centro del campo mientras Mandzukic hacía la guerra por su cuenta en la delantera. El croata, que sigue sin hacer migas con Ramos, no mete tantos goles, pero ha heredado el traje de batalla de Diego Costa. Mejoró el Atlético y se espesó el Madrid, Cristiano no tuvo su día, Bale no apareció tanto como en el primer acto y a Benzema le pudo en alguna ocasión su gusto por la asistencia en lugar del instinto del ‘nueve’ que lleva en la camiseta. Tampoco el Atlético se mostró peligroso arriba, pero apenas dejó que el Madrid se acercase a su portería. Apretó en los últimos diez minutos ya con Torres en el campo y con una buena jugada de Arda Turan como acción más destacable, aunque poco más hizo el turco durante el partido.

Pocos esperaban un empate sin goles. El Madrid corta así la mala racha que acumulaba en sus últimas confrontaciones con el Atlético y no se lleva un mal resultado de su visita al Calderón, aunque tuvo ocasiones para que fuese ser mejor y el 0-0 es un arma de doble filo, como bien sabrán los de Simeone. En la vuelta no estarán Mario Suárez y Marcelo por acumulación de amonestaciones: lo tendrán que ver como espectadores dentro de una semana, donde veremos el desenlace de la carrera por las semifinales.

Sobre el autor Ver todos los posts Web del autor

Gabriel Caballero

Periodismo
caballergabriel@gmail.com