El momento de gloria de Chicharito

chicharito real madrid

Todo eran dudas antes de la eliminatoria: el Atlético de la Supercopa, el del 4-0, al que no había forma de echarle mano desde aquella final de Lisboa. El Madrid pasó el mal trago en el Calderón con un 0-0 que supo a poco y a Oblak a gloria. Para este partido de vuelta estaban de vuelta las dudas por las bajas, primero Marcelo, después Bale, un rato más tarde Modric. Por último, Benzema. Todos se echaron las manos a la cabeza con la lesión, sobre todo, del croata. Tras unos días de elucubraciones con el once de Ancelotti, el balón echó a rodar, y lo hizo principalmente en los pies madridistas, pero la puntería continuaba en paradero desconocido. 177 minutos de eliminatoria después llegó por fin un gol: fue para el Madrid, obra de Chicharito, actor secundario, estrella invitada o más bien inesperada, como quieran, pero finalmente el héroe de esta historia. El Atlético propuso poco, y la expulsión de Arda a falta de quince minutos para el final fue la puntilla. El Madrid estará en semifinales.

No varió Ancelotti el sistema, Kroos se mantuvo en su sitio delante de la defensa y fue Sergio Ramos la gran sorpresa al colocarse a la derecha del germano. Chicharito en punta y Coentrao en el lateral izquierdo fueron las otras novedades: ninguno desentonó, todos ellos cumplieron. Simeone sorprendió con Saúl, y la jugada no le salió tan bien al técnico rojiblanco.

Cada uno iba a jugar su partido y cumplieron perfectamente con el guion, sin improvisaciones. El Madrid tuvo la posesión con prácticamente todos metidos en campo rival, con la defensa muy adelantada, pero le costaba encontrar hueco entre las dos líneas de cuatro que tanto juntaba el Atlético. El conjunto blanco volcaba su juego hacia la derecha, donde se encontraba James y se incorporaba Carvajal. Se notaba que no estaba Marcelo para buscarle en el otro lado, donde la presencia de Isco en el primer tiempo se quedó en anécdota. Por su parte, Cristiano picaba por aquí y por allá, pero no ha sido la eliminatoria del portugués.

Apenas una buena jugada entre Chicharito y James y un disparo de Cristiano fueron las aproximaciones a la portería rival. Los dos primeros fueron los mejor del Madrid en el primer tiempo, Chicharito con su esfuerzo y movilidad y James con su clase. Hubo un momento en el que el Atlético adelantó metros y se quitó un poco de encima al Madrid, pero sólo fue lo justo para coger aire y volver a su rincón a aguantar los golpes: con un disparo primero y un mano a mano después, Cristiano devolvió a Oblak al pedestal de la ida.

Al segundo tiempo ya no entró Saúl, sustituido por Gabi. El partido se vio más suelto, con más protagonismo en las áreas. Isco entró más en juego, Chicharito y Varane tuvieron alguna que otra ocasión clara, y el Atlético tuvo sus oportunidades de hacer valer su efectividad a balón parado, pero hoy no era su día.

Fue a falta de quince minutos cuando llegó la acción clave: Arda fue a por un balón dividido con ímpetu excesivo, y por delante se llevó la bota de Sergio Ramos. Segunda amarilla y expulsión. A partir de ahí comenzó el asedio madridista, justo cuando todo parecía indicar que la prórroga haría acto de presencia. A ello se acogió Simeone con la entrada de un tercer central en el minuto 85, pero dos después, Cristiano cedió dentro del área a Chicharito para que el mexicano empujara a la red el balón y con él el certificado de aprovechamiento de lo que ya parecía una temporada perdida. Demandaba más minutos, los ha tenido y los ha aprovechado, no sólo por el gol sino por un partido bastante completo. Ha sido el encargado de hacer justicia a una eliminatoria que ha tenido como vencedor al que más lo buscó.

En NdF | Oblak detiene a un Madrid de dos marchas

Sobre el autor Ver todos los posts Web del autor

Gabriel Caballero