El Málaga crea una noche para el recuerdo

IscoVsPorto

Dentro de unos años, los aficionados malaguistas recordarán en sus tertulias lo ocurrido hace unas horas; los padres narrarán a sus hijos lo ocurrido hoy en La Rosaleda cuando intenten explicarles por qué son del Málaga; todos recordaremos, al hablar de gestas españolas en Europa, lo que ha hecho hoy el conjunto malacitano. Y esto aún no ha concluido, conviene recordarlo. El Málaga está en cuartos de final de la Liga de Campeones, tal cual suena, tras ganar al Oporto por 2-0 y remontar el adverso y complicado 1-0 que se trajo de Do Dragao. Con Isco demostrando en fecha señalada por qué es el mejor jugador joven de Europa y ante un rival más que digno como fue el cuadro portugués, el equipo de Pellegrini, otra gesta más para él, está entre los ocho mejores conjuntos de Europa.

Y eso que el Oporto no llegó a la Costa del sol para regalar el pase: la primera media hora del equipo luso fue superior a la de su rival. Vitor Pereira pobló el centro del campo y quiso que su equipo jugara el balón y ejerciera una agobiante presión cada vez que lo tuviese el rival. De esta manera, sólo el impecable trabajo defensivo del equipo de Pellegrini, con Weligton, Demichelis, Toulalan e Iturra, cual guardia pretoriana, evitó el temido gol visitante. Y es que el Oporto es un señor equipo. De esta manera, al Málaga sólo le quedaba el balón largo como recurso para así procurar encontrar la espalda de la adelantada zaga portuguesa, pero una y otra vez caía en fuera de juego. Sólo Saviola y un intermitente Joaquín generaban sensación de peligro. Hasta ese momento, Isco y Baptista no encontraban su sitio.

Pero cuando peor parecía tenerlo el equipo blanquiazul se sucedieron los acontecimientos. Primero fue Antunes quien, con un disparo desde fuera del área, obligó a Helton a hacer una gran intervención. Sería un espejismo, pues el meta brasileño no tardaría en hacer aguas. Poco después le anularon un gol válido a Saviola por presunta falta de Baptista a Helton, que había hecho un mal despeje, sin tener en cuenta el colegiado que había sido Danilo quien antes le había hecho falta a la Bestia. Pero apenas tuvo tiempo el conjunto local de lamentarse, pues poco después, Isco dispararía desde la frontal del área para batir al meta rival con un buen disparo pero con la oportuna ayuda del arquero, muy mal colocado. Así las cosas, tras una primera media hora en la que el Málaga contemplaba un oscuro panorama, se fue al descanso con la eliminatoria igualada, gracias en buena parte a que el Oporto no pudo mantener la asfixiante presión con la que comenzó.

Pero las buenas noticias no habían acabado: Moutinho, la pieza central del engranaje portugués, no saldría en la segunda parte al hallarse lesionado y entró en su lugar el colombiano James, más vertical, menos creativo. Pero lo peor para los visitantes ocurrió a los cinco minutos de la segunda mitad cuando el belga Defour, antaño nuevo Zidane, fue expulsado por doble amarilla dejando a su equipo con diez y dando un aire de renovada esperanza a la afición malaguista de ver cumplida la remontada. El Málaga se hizo con el control del partido y Pereira quiso fortalecer la defensa dando entrada a Maicon y sacrificando un atacante como Varela, procurando así encontrar algún contragolpe dadas las adversas circunstancias en las que se encontraba su equipo.

El Málaga tuvo sus oportunidades, como una para Saviola y otra para Isco, y Pellegrini dio entrada a Santa Cruz por un Baptista que no tuvo su mejor noche, sin embargo, pasaban los minutos y al equipo malacitano le faltaba veneno para rematar la eliminatoria, pero cuando el Oporto parecía desquitarse, Isco sacó un córner y Santa Cruz cabeceó a la red un balón que, aunque entró con cachaza, parecía empujado por toda la afición. La remontada era un hecho. Faltaban trece minutos pero el Málaga no se encerró atrás, como tampoco lo hizo el Oporto cuando poseía la ventaja. Así finalizó el partido, con el equipo español, tras derrotar a un buen rival, en cuartos de final junto a Real Madrid y Barcelona. Remontando un resultado adverso, como ellos. El Málaga de Pellegrini, Isco, Weligton, Toulalan, Roque o Joaquín está entre los grandes del continente.

Foto | Málaga CF

Sobre el autor Ver todos los posts Web del autor

Gabriel Caballero