Una garduña para atraerlos a todos

Se enfrentaban el Thun y el Zürich en encuentro correspondiente a la Super Liga Suiza cuando los contendientes dejaron de ser 22 para pasar a ser 23: una garduña, mamífero similar a una nutria o a un hurón, nocturno para más señas, se coló en el verde para interrumpir el partido y hacer gala de una rapidez y una capacidad de quiebro que ya hubiera querido para sí el mejor Garrincha. Nadie podía detenerla y sólo su pasividad ante el gol evitó que un tanto suyo subiera al marcador. Cuando ya parecía que había abandonado el rectángulo de juego y el árbitro dio la orden de que el choque se reanudase, la garduña hizo caso omiso a las indicaciones del colegiado y volvió al césped para así mostrar de nuevo sus virtudes, pero en esta ocasión, un defensa aguantó el envite y se lanzó al suelo para detener el avance del mamífero. Éste no se tomó a bien el placaje y no dudó en morder a su adversario en un dedo, lo que debería haber provocado la amonestación del colegiado. No obstante parece que volvió a escaparse (el vídeo no lo muestra) pero en esta ocasión fue uno de los guardametas quien detuvo al correoso animalillo. Por lo menos el arquero llevaba guantes. Por el momento, desconocemos si la garduña ha entrado en el once ideal de la jornada.

Vídeo | YouTube

Sobre el autor Ver todos los posts Web del autor

Gabriel Caballero