Diego Costa está que se sale

diego-costa-chelsea

La Premier nos dejó ayer un partidazo. Mientras que el Manchester United sigue sin conocer la victoria en tres jornadas, con una libreta, la de Van Gaal, que echa humo y en la que de momento Di María no es la solución, al Chelsea, el gran favorito, el viento le sopla muy de cara. Los fichajes parecen haberse adaptado a la primera y futbolistas como Diego Costa o Cesc Fàbregas han asumido con rapidez galones en el esquema de José Mourinho.

Lo de Goodison Park fue un espectáculo. Nueve goles en 90 minutos, a uno cada diez. 3-6, y emoción hasta el final, pese a lo amplio de la ventaja final. En tres minutos los londinenses ya se habían colocado dos goles por encima de su rival. Ni un minuto tardó Diego Costa en abrir la lata. Al hispano-brasileño no le pueden ir mejor las cosas: es el referente ofensivo del equipo y Mou tiene confianza ciega en su olfato goleador: tanto, que incluso ha mandado cedido a Fernando Torres por lo que le resta de contrato, dos años.

También se nota la mano del luso en la portería, donde ha impuesto la lógica aplastante de colocar a Courtois, probablemente uno de los tres mejores porteros del mundo, para sentar a todo un veterano como Cech, que busca equipo. Y todo, sin temblarle el pulso. Mirallas acortó distancias tras el tanto del ‘19’ y de Ivanovic en un parpadeo, y los de Robert Martínez no dieron por terminada la batalla hasta las postrimerías.

Coleman, en propia puerta, y Matic, situaron el 2-4 que parecía definitivo. Pero un segundo después apareció Eto’o, esta vez vestido con la azul del Everton, para seguir añadiendo picante con un bonito tanto a su exequipo. Pero fue insuficiente: Ramires, a renglón seguido, volvía a marcar el 3-5. La goleada la terminó de redondear el rey de la fiesta, el mismo tipo que había abierto el marcador en menos de un minuto; el cazagoles que tiene loco a Mourinho y por el que pagó 40 millones de euros que parecen más que justificados: Diego Costa, con el tiempo prácticamente cumplido, marcó el definitivo 3-6 para delicia de los aficionados ‘blues’, que ven como su equipo encabeza la clasificación de la Premier con tres de tres victorias. Y aunque esto no ha hecho más que comenzar, ya se alejan de sus perseguidores.

En NdF | La Premier League, ese primer amor

Sobre el autor Ver todos los posts

Fernando Castellanos

Editor de NdF desde 2006 y periodista deportivo desde hace un poco menos.