Fue uno de los tantos nombres que se puso sobre la mesa en el grupo de amigos de Whatsapp y uno de los que más debate admitió. Hablando en clave Barça, Pierre-Emerick Aubameyang siempre ha sido uno de los futbolistas que más ligado ha estado, en cualquier mercado de verano desde que empezara a despuntar, al conjunto azulgrana. Hace siete años, en este mismo espacio, el arriba firmante comentaba su radiante estreno con la camiseta del Borussia Dortmund: le hizo un hat-trick al Augsburgo en el que iba a ser el comienzo de un brillante paso por la Bundesliga. Hoy, es el nombre propio del que presume el Arsenal tras conquistar la FA Cup: sus dos goles al Chelsea, el segundo de ellos de pura clase, maquillaron un curso en el que los de Mikel Arteta acabaron octavos en la Premier League. Y de lo poco rescatable, la dinamita del franco-gabonés.

La consecución del torneo con más solera del fútbol inglés permite a los del Emirates Stadium apropiarse de una de las plazas que dan acceso a la Europa League. Ese puede ser un argumento más que interesante para retener a su estrella, que ya con 31 años a sus espaldas, sigue ofreciendo números goleadores como los que lograba antaño. ‘Auba’ firmó por los Gunners en enero de 2018 a cambio de 64 millones de euros. Finaliza contrato el próximo 30 de junio y aunque sí ha habido conversaciones, no ha existido oferta en firme de los directivos de la escuadra londinense por mantener al delantero.

En las cuatro temporadas y media que estuvo en Dortmund, el nombre de Aubameyang sonó con mucha fuerza tanto para el Barcelona… como para el Real Madrid. Al final, terminó en la Premier League, donde ha tenido que esperar más de dos años para al fin, conquistar algún título. En invierno, cuando el equipo barcelonista buscaba un recambio para Luis Suárez, se volvió a activar la opción por Pierre-Emerick, pero nuevamente quedó en agua de borrajas, no se fichó a nadie durante la ventana invernal y acabó llegando, casi sin querer, Martin Braithwaite.

portadas aubameyang

Si ponemos en una balanza los pros y los contras de su fichaje por la entidad dirigida por Quique Setién, encontramos que su edad puede parecer un hándicap. Digo que puede porque en las últimas temporadas, los azulgrana se han hecho con futbolistas que superan la treintena, como Arturo Vidal, Boateng o recientemente Pjanic. Pero en un momento en el que se busca con anhelo un recambio de garantías para Luis Suárez (33 primaveras) y el elegido parece ser Lautaro Martínez (22), quizá fichar por una cantidad exagerada al gabonés suene a tiro en el pie.

Sin embargo, apostar por Aubameyang es apostar a caballo ganador. Aunque tiene 31 años, este año ha tenido cero problemas musculares, jugándolo absolutamente todo en el torneo de la regularidad en Inglaterra excepto dos partidos por sanción. Ha acumulado 22 tantos y ha dado tres asistencias, un rendimiento prácticamente calcado al que demostró en la 18/19. Si el Barcelona fuese un club que sabe negociar, jugaría con el factor del fin de contrato próximo que tiene el internacional para hacerse con un delantero polifacético y adaptable, que puede jugar tanto en punta como en ambas bandas, sobre todo en una izquierda desde la que ha partido este curso hasta en 20 ocasiones. Tanto para alternar la posición de ‘9’ como la de ‘11’, ‘Auba’ podría ser el socio que este año no ha encontrado Messi en fase ofensiva.

Las elucubraciones acerca de una posible llegada al Camp Nou se completan con su precio: teniendo en cuenta que termina contrato en 2021, que tiene 31 años y que de momento no ha renovado por el Arsenal, si el Barcelona consiguiera hacerse con él por un valor de 30-35 millones de euros, podría darse con un canto en los dientes. Este, a diferencia del que en su día ofreció Vermaelen cuando abandonó Londres por la Ciudad Condal y parafraseando a Zubizarreta, sí que sería un fichaje de rendimiento inmediato. Es complicado que se dé, más que nada porque la tesorería azulgrana anda bajo mínimos y emperrada en hacerse con un Lautaro por el que el Inter quiere el oro y el moro, pero si finalmente se tuerce lo del argentino, Aubameyang sería un fichajazo.

En NdF | La carta de presentación de Aubameyang [2013]

Sobre el autor Ver todos los posts

Fernando Castellanos

Periodismo deportivo en vena. En NdF desde 2006. Hacer todo lo que puedas es lo mínimo que puedes hacer.