La tercera fecha

RobertMartinezWigan_2

No le pilla por sorpresa, más sorpresa fue lo del sábado, probablemente. Pero el descenso del Wigan Athletic solamente 72 horas después de ganar la FA Cup, duele a un club acostumbrado a vivir en el filo del cuchillo en las últimas temporadas, asomando la cabeza cada dos por tres a la Football League Championship y retirándola siempre a tiempo para aguantar entre los mejores del fútbol inglés. Pero dejar los deberes para el último día, tratar de hincar los codos en el último suspiro, no dormir en toda la noche y pretender que el examen final salga bien a veces acarrea suspensos. Y sí, tres días después de saborear la gloria en el torneo más antiguo del fútbol, al Wigan le toca vivir el aroma de la nostalgia tras confirmar su descenso matemático a Segunda.

Había que ganar en el Emirates, y ambición no faltaba. No entraba en los planes de Robert Martínez ser uno de los aciagos elegidos. Siempre, siempre, existe aquella famosa rara posibilidad. Pero el Arsenal no se anduvo con compasión, ni el Wigan encontró el mejor día para repetir la gesta del fin de semana. El 4-1 final deja a las claras la superioridad gunner en un partido que, igual que el que le midió al Manchester City, no se borrará tan fácilmente de la retina del aficionado latic. La amenaza de descenso estaba ahí, también lo estaba el sábado. Quizá la noticia confirmada este martes convierte en un grandioso consuelo el primer título de su historia. Más que quizá, seguro.

Atrás quedan dos días para la historia, al que en los próximos meses habrá que añadir otra. El 8 de mayo de 2005, cuando ascendieron por primera vez a la Premier y el 11 mayo de 2013, data en la que levantaron su primer trofeo. Ahora se encuentran en un escenario desconocido, ya que hasta la fecha no sabía lo que era bajar de categoría. La que queda por agregar es la del regreso, aunque para ello habrá que trabajar mucho. Se viene un curso en el que peleará por la Europa League y la Community Shield y en la que el principal objetivo será el ascenso. La duda recae en si lo hará con su entrenador al frente. Martínez, que llegó en 2009, podría recalar en el Everton, aunque siendo historia viva del Wigan es una incógnita adivinar si se marchará o decide continuar para devolver el equipo a Premier. Mientras tanto, algunos se estarán lamentando por el desenlace en Premier. De aquí a un tiempo, los mismos, brindarán por un título que hoy, lógicamente, está en un segundo plano.

En NdF | Wigan, entre felicidad e intriga

Sobre el autor Ver todos los posts

Fernando Castellanos

Editor de NdF desde 2006 y periodista deportivo desde hace un poco menos.