jugadores libres

El mercado de fichajes no ha hecho más que empezar y son varios los grandes futbolistas que han terminado contrato y buscan nuevo acomodo. Algunos nombres prácticamente conocidos por todos son los de Edinson Cavani (PSG), Mario Götze (BVB), Daniel Sturridge (Trabzonspor) o Ezequiel Garay (Valencia). Pero también hay otros, con pasado en nuestra Liga, que en alguno momento brillaron y que, alcanzada la treintena, se encuentran sin equipo.

Pato (30 años)

Alexandre Pato cumplirá en septiembre 31 años pero como comenzó a destacar en esto del fútbol siendo todavía un imberbe adolescente, parece que haya transcurrido un mundo. A los 17 años el Milan se llevó el gato al agua y previo pago de 14,5 millones de euros al Internacional de Porto Alegre, se hizo con  una de las grandes promesas del fútbol brasileño. En San Siro tuvo sus momentos de gloria, pero su rendimiento fue minando hasta regresar nuevamente a su tierra. Pasó por el Corinthians, por el Sao Paulo y hasta terminó cedido en el Chelsea. En LaLiga, el Villarreal confió en sus servicios y no defraudó, jugando la 16-17 de amarillo. Tan bien le fue, que prefirió los yuanes procedentes de China que seguir mostrando su mejor versión en un campeonato con cara y ojos. El Tianjin Qanjian y el Sao Paulo han sido sus dos últimos clubes. Y ahora, puede elegir destino.

pato

Henrique (33 años)

Entre 8 y 10 millones de euros le costó al Barcelona Henrique Buss, procedente del Palmeiras, por allá en 2008. Este defensa fue considerado en su día uno de los mejores del campeonato brasileño, pero en el Barça apenas la olió y encadenó una serie de cesiones como las vividas en el Bayer Leverkusen, el Racing de Santander o, de nuevo, el Palmeiras, que finalmente se hizo con su propiedad. En 2014 fichó por el Nápoles y ahí sí tuvo un papel relevante. No obstante, apenas duró dos años en la Serie A antes de hacer las maletas y fichar por el Fluminense, después por el Corinthians y en 2019 por el Al-Ittihad Kalba de los Emiratos Árabes, uno de esos destinos tan atractivos futbolísticamente hablando en los tiempos que corren. De ahí, a quedarse sin equipo y formar parte de esta lista de jugadores en paro.

henrique buss

Manuel Fernandes (34 años)

José Antonio Camacho hizo debutar a Manuel Fernandes cuando el muchacho asomaba la cabeza en el Benfica, por allá en 2003. Apuntaba maneras este centrocampista por el que el Valencia no dudó en pagar 18 millones de euros para terminar desprendiéndose de él por dos. Antes, Ronald Koeman se lo quitó de en medio cuando accedió al banquillo che, y a sus 21 años, apenas pudo demostrar la madera de crack que se le intuía. Antes de recalar en el Valencia, había probado suerte en el Portsmouth y el Everton, que fue quien le volvió a abrir la puerta tras la decisión de Tintín de no contar con él en invierno. Tras aquella cesión, permaneció tres cursos más en la capital del Turia hasta que llegó el Besiktas (4 temporadas) y después el Lokomotiv de Moscú, donde incluso fue nominado a mejor jugador en 2017. Su último club ha sido el Krasnodar y ahora, con toda la experiencia y más en su mochila, apura sus últimos años como futbolista.

manuel fernandes krasnodar

Robinho (36 años)

Robinho, el nuevo Pelé. Como de promesas va la cosa, es inevitable hablar del futbolista brasileño que estaba destinado a marcar un antes y un después en el apasionante mundo del balón. Con 21 años, el Real Madrid se adelantó a todos y se hizo con la figura del Santos. Su debut en Cádiz quedará para los anales, pero su trayectoria en sí en el Bernabéu, con destellos inevitables de su clase, no. Tres años más tarde se fue el City para convertirse, según sus propias palabras, en el mejor jugador del mundo, pero tampoco. Regresó al Santos y más tarde, en 2010, al Milan, especialista en este tipo de refuerzos. Otra vez, terminó regresando al Santos. A partir de ahí (2015), Atlético Mineiro, Guangzhou chino, más Santos, más Atlético Mineiro y vuelta a empezar en Europa para fichar por el Sivasspor primero y meses más tarde por el Basaksehir, ambos turcos. Envuelto además en polémicas varias, su carrera no le alcanzó para conquistar el Balón de Oro que tanto anhelaba. Y ahora, en sus últimos coletazos como futbolista, está por ver qué curioso destino le espera.

robinho 2020

Quaresma (36 años)

Los más viejos del lugar sabrán la íntima predilección del arriba firmante por Ricardo Quaresma, uno de esos futbolistas con una calidad endiablada y un golpeo con el exterior posiblemente único en el planeta. Bueno, quizá me estoy viniendo un poco arriba, pero lo cierto es que el portugués por allá donde ha pasado, ha dejado rastro de la técnica que atesora su pierna derecha. Su trivela no funcionó en el Barcelona, en el que no se convirtió en el nuevo Figo, pero sí en el Oporto. Formado en el Sporting CP, fue en Do Dragão donde firmó seguramente sus mejores actuaciones como futbolista. Tras madurar, no terminó de cuajar en un Inter donde ‘conquisto’ el Bidone d’oro ―fichaje más decepcionante de la temporada― ni en el Chelsea, donde terminó cedido. En el Besiktas sí se reencontró con su mejor fútbol, pero terminó atraído por los petrodólares del Al-Ahli. Poco después (2015) regresó al Oporto, luego volvió al Besiktas y en la última campaña ha sido indiscutible y capitán en el Kasimpasa, también turco, y que terminó en décima posición en el campeonato doméstico. A sus 36 años, se le relaciona con el Boavista. Pero en cualquier caso, siempre es hipnotizante verle golpear el esférico.

quaresma kasimpasa

Sobre el autor Ver todos los posts

Fernando Castellanos

Periodismo deportivo en vena. En NdF desde 2006. Hacer todo lo que puedas es lo mínimo que puedes hacer.