rodrigo moreno leeds united

En pleno volcán en erupción mediáticamente hablando por el célebre burofax de Messi en el que comunicaba su adiós del Barcelona, el Valencia CF lanzó a través de las redes sociales otro comunicado, con alevosía y nocturnidad, anunciando que había llegado a un acuerdo con el Leeds United para traspasar a Rodrigo Moreno (29 años), otro de sus pilares en los últimos años, que como Garay, Parejo o Ferran Torres ―además de Coquelin― abandona Mestalla por obra y gracia de Peter Lim, que está completando un lavado de cara al vestuario que todavía no tiene respuestas en cuanto a fichajes.

El conjunto che recibirá por su estrella 30 millones fijos y otros 10 en variables y el internacional español se marcha a un equipo con solera y que acaba de regresar a la Premier League. Sorprende, o quizá ya no, la capacidad económica de un club inglés que hace unos meses estaba en Championship para desembolsar tal cantidad económica por uno de los mejores jugadores de LaLiga, pero no extraña tanto cuando por derechos televisivos y publicidad, el cuadro entrenado por Marcelo Bielsa percibirá casi 200 millones de euros. Ingentes cantidades de dinero, fruto en gran parte de un apetitoso reparto televisivo, que permitió por ejemplo que hace un año el Aston Villa, que acababa de ascender, se gastara 159 kilos en refuerzos para después salvar la categoría in extremis. También, para fichar a medianías a precio de crack. ¿Alguien se imagina al Cádiz desembolsando 30 millones en su regreso a Primera?

 

Pero más allá del músculo financiero de los equipos de la Premier, que pueden permitirse el lujo de arrebatar a una de las figuras de nuestro fútbol, Rodrigo Moreno, el delantero de Luis Enrique en la Selección, ha terminado aceptando la propuesta más bizarra que le han puesto sobre la mesa en los últimos años con tal de abandonar un Valencia sin rumbo ni dirección. El hispano-brasileño ha tenido propuestas en los últimos años de Real Madrid, de Atlético, de Barcelona… Sin ir más lejos, hace un año, se daba por cerrado su acuerdo con el conjunto colchonero a cambio de 55 millones más 10 en variables. También el Barça lo ha tenido en su agenda con asiduidad. La última, el pasado mes de enero, cuando de nuevo el Valencia insistía en los 55 millones para aceptar su salida al Camp Nou. Ahora lo ha vendido por casi la mitad.

Rodrigo se une a la LIMpieza que Meriton está llevando a cabo en Mestalla. Comenzó con el fichaje de Javi Gracia para el banquillo y continuó con salidas dolorosas, como la de Ferran Torres rumbo al City por otra cantidad por debajo de su valor de mercado; la del capitán Parejo con la carta de libertad bajo el brazo con destino Villarreal o la de Coquelin, en el fantástico 2×1 que llevaron a cabo en La Cerámica a costa del renqueante proyecto valencianista. Con dinero fresco en las arcas ―menos del que podría esperarse teniendo en cuenta el despoblamiento de talento en su plantel―, es momento de ver por dónde van los tiros en cuanto a incorporaciones y proyecto deportivo. El éxodo de sus principales figuras parece haber tocado su fin, pero nadie en la capital del Turia se ha pronunciado al respecto. Y eso es lo que realmente inquieta a un valencianismo donde el hastío comienza a hacer mella. De momento, suenan futbolistas como Capoue (Watford), Mayoral (Real Madrid), Pezzella (Fiorentina)… Ilusión, lo que se dice ilusión, no será el término más apropiado.

En NdF | ¿Cómo no iba a querer irse Ferran Torres al City?
En NdF | Kubo, Parejo, Coquelin… el Villarreal de Emery pesca en río revuelto

Sobre el autor Ver todos los posts

Fernando Castellanos

Periodismo deportivo en vena. En NdF desde 2006. Hacer todo lo que puedas es lo mínimo que puedes hacer.