Thiago tiene la sartén por el mango

altas-bajas-2013-2014Thiago-Alcantara

Únicamente pude disfrutar del primer tiempo de la versión reducida de la Roja. En esos escasos tres cuartos de hora me dio tiempo de llegar a la conclusión que Thiago Alcántara es demasiado grande para jugar en la sub’21 y demasiado pequeño para hacerlo en el Barcelona. Al centrocampista le salió un partido más redondo que la pelota que estrelló hasta tres veces contra las mallas italianas. Al llegar, y tras confirmar que los de Julen Lopetegui son también los mejores de su quinta a nivel europeo, me puse a ojear las portadas de los periódicos de este miércoles. En los dos barcelonistas Thiago copa el protagonismo. Lo que ayer, en Sport, era un «Thiago quiere irse» es hoy un «Este crack no se puede ir». En Mundo Deportivo hablan del hispano-brasileño como un «crack». Cubiertas que hoy suplican que se quede en el Barcelona y no haga las maletas rumbo a alguno de los seductores destinos: Manchester o Múnich.

Nadie se preocuparía del futuro de la estrella de la Rojita si hace unas semanas no se hubiese destapado una información que el Barça mantenía en silencio. Su cláusula de rescisión, de 90 millones de euros, se redujo a 18 toda vez que el hijo mayor de Mazinho no superó el 60% de los partidos de la temporada barcelonista. Eso sí, la oferta es limitada: el próximo 1 de agosto si alguien quiere hacerse con sus servicios tendrá que abonar los 90 kilos inicialmente anunciados. ¿Qué pasa? Que de aquí a ese día Thiago habrá tenido tiempo de sobra para decidir si continúa en la disciplina blaugrana o por el contrario arma el petate rumbo a un club que le garantice más minutos de los que ha gozado en el Camp Nou. Su representante, el presunto filtrador de la noticia, es el hermano de Pep Guardiola. Curiosamente, el Bayern es uno de los que están dispuestos a abonar los 18M€ + IVA por un talento de sólo 22 añitos.

Thiago acaba de cerrar el ciclo con las categorías inferiores de la Selección Española y en su mente está el Mundial del año que viene. La duda que sobrevuela es si también ha cerrado su ciclo en Can Barça, que ha pasado de pensar en venderlo a un precio interesante a prácticamente regalarlo. Teniendo en cuenta que es uno de los jugadores con mayor proyección de La Masia y que en el primer equipo jugadores como Xavi o Cesc, además de la escasa confianza de Tito Vilanova, le han impedido asentarse entre los intocables, su futuro a día de hoy parece más bien lejos de la Ciudad Condal. Precisamente sus actuaciones durante la temporada no han sido del todo brillantes. Pese a un talento que nadie discute, la falta de minutos, o el hecho de tenerlos junto a los menos habituales; o de ausentarse en las grandes citas, han impedido ver su rodaje, su evolución, su incursión en el ecosistema barcelonista.

En un escaparate como el Europeo Sub’21, con tres goles como tres soles y con una cláusula de rescisión que provoca carcajadas, Thiago tiene la sartén por el mango mientras el lumbreras que se olvidó recordar a quien fuese que su precio pasaría de prohibitivo a asequible, cuenta los días que faltan para el 1 de agosto. El centrocampista no es el único campeón con un futuro incierto en el Barça: Tello, con otra irrisoria cláusula de 10 millones; y Bartra y Montoya, tampoco saben a ciencia cierta qué será de ellos dentro de unos meses El que sí lo sabe es Muniesa, que debutó en 2009 y que ha compaginado la etiqueta de promesa con su paso constante por la enfermería. El tema candente en las oficinas del Camp Nou ahora es Thiago. No serán pocos los palos que le caigan a la directiva si finalmente decide él, y no el Barça, que se rompe el lazo.

En NdF | La tesis de Thiago y el reinado de España

               

Sobre el autor Ver todos los posts

Fernando Castellanos

Editor de NdF desde 2006 y periodista deportivo desde hace un poco menos.