javi gracia

“La plantilla la veo como la ve todo el mundo, debilitada”

Javi Gracia, entrenador del Valencia

Cero mil cero cientos cero euros es lo que se ha gastado el Valencia CF durante este mercado de fichajes. Por el contrario, ha ingresado casi 60 millones de euros: primero, regalando a Ferran Torres al City, después, haciendo lo propio con Rodrigo Moreno, al Leeds. Y entre medias, dando la carta de libertad a su capitán, Dani Parejo, e incluyendo en el pack rumbo al Villarreal, a Coquelin. Bajas sensibles a las que se une la no renovación de Garay y su consiguiente salida. Sin columna vertebral, sin refuerzos, a día de hoy es una utopía pronosticar qué será de este Valencia en LaLiga 2020/2021. Cuál será su objetivo, qué metas tiene, hacia dónde se dirige un proyecto que ahora mismo, se sujeta con pinzas.

Las declaraciones de Javi Gracia evidencian el desencanto del técnico tras su llegada a Mestalla. Probablemente sabía que en la cúpula iba a pasar la escoba entre la plantilla, pero seguramente desconocía que, tras la limpieza, no llegaría absolutamente nadie. Si el Valencia no logró terminar en puestos europeos con el núcleo duro que ahora ya no está, lo que se viene asusta. En el vestuario che sigue habiendo muchos futbolistas de clase, pero siguen faltando incorporaciones. Hasta seis caras nuevas para minimizar la pérdida de sus cracks son las que precisaría un Javi Gracia que ya no se esconde y que públicamente reconoce que «el club no va a poder exigirnos lo que debería». Esto es, entrar en Europa.

Muchos dirán que el entrenador ya sabía dónde se metía cuando decidió firmar por una institución cuyos dueños son más peligrosos que un mono con dos pistolas. Que parecen empeñados en dinamitar una institución en la que ya ni sus peñas tienen espacio en el estadio valencianista. En la que la gestión de Meriton ya no se aplaude, en la que la se exige que Peter Lim venda sus acciones (¿a quién?) y en la que  Anil Murthy, el presidente y cabeza visible de la institución, únicamente se dedica a seguir las directrices que le llegan desde Singapur. Javi Gracia ya no se esconde, admite su decepción ante los micrófonos. Una historia que nos recuerda a Marcelino, sin pelos en la lengua a la hora de opinar sobre la planificación che. Curiosamente, ayer hizo un año de su destitución. El mercado está abierto hasta el 5 de octubre. Queda tiempo, pero la vida en el Valencia sigue igual, o peor, que hace unos meses.

En NdF | Rodrigo Moreno al Leeds: el Valencia continúa su LIMpieza
En NdF | Kubo, Parejo, Coquelin… el Villarreal de Emery pesca en río revuelto
En NdF | ¿Cómo no iba a querer irse Ferran Torres al City?

Sobre el autor Ver todos los posts

Fernando Castellanos

Periodismo deportivo en vena. En NdF desde 2006. Hacer todo lo que puedas es lo mínimo que puedes hacer.