Merci, Abidal

Era un secreto a voces que sucediera, por mucho que el FC Barcelona tratara de aplazar el marrón que suponía decirle a Eric Abidal «merci por todo». Hacerlo delante de todos: cámaras de televisión, plantilla… y el propio jugador. No parecía ser plato de buen gusto para quienes acompañaban al lateral izquierdo el día de su despedida, Sandro Rosell y Andoni Zubizarreta. La noticia de que no renovaban su contrato la recibió hace diez días y aunque es probable que la imaginara debido al mutismo en la cúpula barcelonista, también lo es que quizá hay decisiones que duelen más que muchas experiencias traumáticas. Entre lágrimas, rodeado de un presidente que lo definió como «patrimonio de nuestro club» pero que no dudó, a renglón seguido, en darle la patadita en el culo. «A Eric no le estamos diciendo adiós, ni hasta luego. Le estamos diciendo “hasta cuando tú quieras”». A Abidal le han ofrecido ser el director técnico de las escuelas del Barcelona a nivel mundial, «en principio». Pero él, con 33 años a sus espaldas y tras haber vivido los últimos dos situaciones muy delicadas, no quiere ponerse el esmoquin, sino seguir haciendo aquello por lo que no ha cejado en su empeño durante los últimos meses: jugar a fútbol. Quería seguir haciéndolo en el Barça, pero el Barça, a estas alturas, lo único que le ha podido dar a Abidal son las gracias. Gracias por ser un ejemplo, por dignificar este club.

Comparto con mi compañero Bruno Sanxurxo, que hace unas semanas criticaba el silencio del Barcelona respecto a la renovación del galo, que Abidal, probablemente, no sería la pieza fundamental que en anteriores cursos fue. Y no sólo por la enfermedad, sino por la edad. Pero por el carril izquierdo del Camp Nou hemos visto a veteranos que sin llegar a ser imprescindibles, han cuajado buenas actuaciones a pesar de. Me viene a la cabeza Sylvinho, por ejemplo. O, sin desplazarse al lateral, no hay más que ver los problemas físicos que últimamente atosigan a Carles Puyol. Y ahí está su renovación. Quizá no tanto por lo que pueda aportar sobre el tapete verde, más bien por el pundonor, la actitud y su simple presencia, probablemente necesaria en un vestuario como el del Estadi. Abidal podría haber tenido un plano secundario, pero también entiendo que si se marcha es porque así se ha consensuado. Desconozco si ha sido Tito, Zubi o el presidente, pero si Abidal no continúa de blaugrana es porque, tal vez, no sirve para el más alto nivel. Al Barça le ha tocado ser el abogado del diablo, tomar una decisión sentimentalmente impopular y que, sobre todo, ha tratado fatal. En diciembre, sin ir más lejos, el vicepresidente Josep Maria Bartomeu, aseguró: «El contrato de renovación de Abidal está redactado y en cuento juegue su primer partido, lo firmaremos». Ese partido, afortunadamente, llegó. Su declaración, como el papel del contrato, mojado.

No creo que el Barcelona se haya portado mal con Abidal, todo lo contrario. Lo que no ha sabido gestionar es el tema de su renovación. Hablar antes de tiempo es malo. Callarse cuando toca hablar, también. Han sido muchos meses en los que Abi se ha currado el regreso a los campos de fútbol, siempre con la ayuda y el apoyo del club. Seis años en total enfundándose la blaugrana que ahora, echando la vista atrás, llega a tocar la fibra sensible por su peculiar situación. Abidal se ha ganado el respeto del Camp Nou, del fútbol, de la profesión y hasta de la vida, a la que ha vencido en el encuentro más difícil. Difícil también será, a partir de ahora, no ver el ‘22’ y su nombre estampado en la zamarra. Pero por fortuna, el fútbol no acaba en el Barça. Y si Abidal quiere seguir jugando hasta los 35 de buen seguro que novias no le van a faltar, aunque reconozca que no ha recibido ofertas. «He saltado muchas vallas. Aún me quedan. Pero de momento todas las vallas que he saltado las he saltado bien. Si vienen otras, seguiré saltando» decía en el reportaje que realizó TV3 y que encabeza el post. No te quepa duda, Abi, que estamos seguros de ello. Merci y hasta pronto.

TV3 | Rueda de prensa íntegra de la despedida de Abidal
En NdF | Tanto hablar de valores y a la hora de la verdad…
En NdF | Abidal gana el partido de su vida

Sobre el autor Ver todos los posts

Fernando Castellanos

Editor de NdF desde 2006 y periodista deportivo desde hace un poco menos.