neymar cumpleaños

Neymar protagonizó en 2017 el culebrón del verano en Can Barça con su sorprendente fichaje por el PSG. Hicieron efectiva los franceses los 222 millones de euros de su cláusula y el brasileño, además de bañarse en euros, se aseguraba ser el líder de un equipo destinado a hacer cosas grandes, sobre todo, en la Champions League. El argumento principal del entorno del futbolista, además de una oferta económica irrechazable para el jugador, aseguraba que en el Barcelona y con Messi al lado, siempre estaría a la sombra del argentino y, en consecuencia, no llegaría a ser el número 1 del mundo. Poco antes de cerrarse el mercado de fichajes, la entidad de la capital francesa cerró el fichaje de Mbappé.

Pues bien: poco más de un año y medio después de su llegada a París, Neymar sigue siendo más noticia por sus ocurrencias fuera del campo que por sus habilidades dentro de él. Lejos, lejísimos, está no sólo de Messi o Cristiano Ronaldo, sino también de su compañero Kylian, que de estar presumiblemente a la sombra, ha pasado a comerle la tostada del protagonismo en el cuadro galo. El año pasado, el ‘10’ tuvo que ser intervenido por una fisura sufrida a finales de febrero que le dejó sin poder disputar la vuelta de los octavos de final de la Champions ante el Real Madrid, en la que su equipo terminó apeado ante el que a la postre sería campeón. Eso sí, el exbarcelonista llegó al 100% al Mundial. En Rusia, más que por ser el líder de la canarinha —que cayó en cuartos ante Bélgica—, se le recuerda por sus famosas croquetas, volteretas y exageradas reacciones que le valieron para ser carne de innumerables memes.

Sí, es cierto que Neymar recibe duras entradas y que algunas de sus lesiones podrían haberse evitado de no ser por la contundencia de algunas defensas. Sin embargo, ¿no reciben también faltas Messi o Cristiano y no terminan en la enfermería cada dos por tres? ¿Guarda algún tipo de relación su comportamiento/exposición con sus lesiones? ¿O son simplemente fruto de la desgracia y el arriba firmante puede estar sufriendo algún tipo de pájara mental? En cualquier caso, su discreto 2018 le relegó a una duodécima posición en la clasificación general por el Balón de Oro —el año anterior había quedado tercero— y vio como Mbappé, el ‘Neymar de Messi en el Barça’ levantaba la Copa del Mundo siendo pieza clave en su conquista.

2019 no ha cambiado su suerte. La temporada la inició con buen pie, marcando goles en la Ligue 1 y haciendo lo propio en la máxima competición continental (suma 20 en 23 encuentros de todas las competiciones). Pero justo cuando llegan los partidos de verdad, como el de octavos que mide a los de Tuchel ante el Manchester United, un nuevo contratiempo en forma de lesión se ha cruzado en su camino. Esta vez su lesión del quinto metatarsiano del pie derecho le dejará 10 semanas en el dique seco, por lo que también llegaría bastante justo a un hipotético duelo de ida en cuartos. Un alcance mayor del esperado y que no ha evitado, pero, que su habitual fiestón de cumpleaños (27) se vea afectado. 500 invitados, él en muletas y risas que contaron con el beneplácito de su técnico, que incluso acudió al evento: “Era nuestro deber mostrarle que le respaldamos”, dijo. Así le van las cosas en París a Neymar año y medio y 222 millones después de su llegada.

En NdF | Paso de gigante del PSG

Sobre el autor Ver todos los posts

Fernando Castellanos

Editor de NdF desde 2006 y periodista deportivo desde hace un poco menos.