El oro es para Cristiano

CR bdo

Llegó el día de la pantomima y ese premio innecesario del que todos estuvieron pendientes. Se acabaron las especulaciones y las cábalas cuando Pelé (galardonado con un Balón de Oro honorífico) pronunció el nombre del nuevo ganador del FIFA Ballon d’Or 2013. Por vez primera en cuatro años se escuchó un nombre diferente: el reinado de Messi establece un paréntesis, veremos si momentáneo, que Cristiano Ronaldo ha aprovechado para ganar merecidamente su segundo entorchado, momento que compartió con su hijo a la hora de recoger el dorado premio y en el que, emocionado, no pudo reprimir las lágrimas. La contienda estuvo reñida: el portugués logró el galardón con el 27’99% de los votos, Messi fue segundo con el 24’72% y Ribèry, favorito para muchos, tercero con el 23’39%.

En que éste sea un premio individual radica su mayor foco de crítica y, creo, su mayor argumento. La defensa del futbolista francés, finalmente tercero en un sorprendente resultado, residía en haberlo ganado todo con el Bayern de Múnich y en haber sido uno de los puntales del equipo alemán. Sin embargo, si hay alguien que individualmente haya brillado por encima del resto en el recién concluido 2013, ése ha sido el futbolista del Real Madrid. Después podremos debatir la unificación de criterios, pero bajo esta premisa, Cristiano Ronaldo me parece justo vencedor.

Por eso mismo me pareció en su día Leo Messi justo ganador del premio de 2010 por delante de Iniesta y Xavi a pesar de que habían ganado el Mundial. Año en el que Sneijder, por cierto, no llegó a la elección final pero sonó con fuerza con los mismos argumentos que Franck Ribèry. Al igual que hoy Cristiano, Messi entonces fue individualmente el mejor futbolista del año. A día de hoy, y desde hace unos cuantos años, tenemos en el fútbol mundial dos jugadores claramente por encima del resto, y eso se traduce en los premios individuales, de hecho tenemos que remontarnos a 2007, año en el que lo ganó Kaká, para ver un vencedor que no fuera uno u otro. De todas formas, como el Bayern certificó el pasado año, la mayor fuerza del fútbol radica en el colectivo.

Pero sí, este premio tiene su parte de pantomima (y no hablemos ya del XI del año), y eso es algo que se ve desde que Balón de Oro y FIFA World Player aunaron esfuerzos y seleccionadores y futbolistas votan más por compadreo que otra cosa. Por suerte esto no ha afectado al merecimiento del premio de este año (y creo que tampoco en los anteriores), y ha sido el mejor futbolista de 2013 el que ha ganado el Balón de Oro, premio que si bien ya no suena con los mismos honores que antaño, sigue siendo un foco de debate al que a todos nos gusta sumarnos.

Sobre el autor Ver todos los posts Web del autor

Gabriel Caballero