lucas ocampos sevilla eibar parada

Asier Garitano, destituido en el Alavés

Avisábamos en las Notas de la Jornada 33 que la que se avecinaba podría ser la última al frente del Alavés de Asier Garitano si no cosechaba los tres puntos frente al Valladolid. Y, efectivamente, tras caer en Pucela, su despedida fue fulminante. Las cifras, como el algodón, no engañan: tras el parón, una sola victoria de siete posibles y encadenando en las últimas cinco fechas, las mismas derrotas. Para más inri, los vitorianos se miden al Real Madrid esta jornada y todavía se deben medir al Barcelona en la última. Seis puntos por encima del descenso y en una dinámica más que preocupante, el Alavés ha encargado la salvación a Juan Ramón López Muñiz. Ni Mallorca ni Leganés arrojan la toalla.

La Real Sociedad aguanta como puede

Celebraron como la consecución del pase a la final de Copa la última victoria del pasado jueves ante el Espanyol tras acumular decepción tras decepción después del confinamiento, pero la alegría ha durado más bien poco a la Real Sociedad, que se dejó dos puntos en su visita a La Nucía. Los de Imanol se adelantaron en el tanteador pero terminaron encajando el tanto del empate y prácticamente pidiendo la hora. Se mantienen en la séptima plaza pero con el Athletic Club, el Valencia y el Granada suspirando por ella. Precisamente, el siguiente duelo donostiarra es ante los de Diego Martínez; clave para ambos.

El Leganés todavía cree

El Leganés no ha dicho la última palabra. En un duelo a vida o muerte ante el Espanyol, los de Javier Aguirre se impusieron por la mínima en Cornellà para seguir creyendo en la salvación mientras las matemáticas lo permitan. Un solitario tanto de Jonathan Silva fue suficiente para mandar de manera virtual a su rival a LaLiga Smartbank y aferrarse a ese clavo ardiendo que le permiten soñar con la permanencia a cuatro encuentros para que todo quede decidido. El jueves, sin ir más lejos, los pepineros se miden al Eibar, que no las tiene todas consigo para certificar la permanencia y que junto a Alavés y Celta, suman 35 puntos. Aunque el milagro sigue estando a siete, el Lega no desiste.

Ocampos, golazo y paradón

El último partido de la jornada nos tenía deparado un final de película, con Lucas Ocampos de protagonista principal. El argentino, uno de los mejores fichajes de LaLiga este ejercicio, fue el autor del tanto hispalense ante el Eibar (1-0) y a su vez, el salvador de los de Julen Lopetegui cuando Vaklík tuvo que abandonar el campo lesionado tras un choque con Kike y se encargó de ponerse bajo palos. Sucedió en el minuto 98 y ya no le quedaban más cambios al Sevilla. Tres minutos más tarde, ¡en el 101! y en la última acción del partido, el balón cayó muerto a Dmitrovic, que había subido a la desesperada en busca de la igualada. Su remate lo salvó como buenamente pudo un Ocampos que se convirtió merecidamente en el héroe de un conjunto que ya tiene su billete para la próxima Champions prácticamente en el bolsillo (+6 sobre el quinto).

Sergio González lo vuelve a hacer

Poco se ha hablado del buen hacer de Sergio González en el Valladolid, con el que acaricia con la yema de los dedos su segunda permanencia consecutiva en Primera tras cosechar el ascenso en 2018. El técnico, que llegó ese curso en las últimas ocho jornadas, tuvo suficiente para llevar al Pucela al playoff desde la quinta plaza y ascender tras dejar fuera a Sporting en semis y Numancia en la final. De ahí, a la gloria. Los vallisoletanos, un bloque compacto y sin fisuras que sabe aprovechar al máximo sus goles para convertirlos en puntos, han navegado a lo largo del curso por la parte media baja de la tabla, pero jamás ha pisado zona de descenso. Con 12 puntos en juego, le saca 10 al Mallorca. LaLiga 20-21 le espera con los brazos abiertos.

Sobre el autor Ver todos los posts

Fernando Castellanos

Periodismo deportivo en vena. En NdF desde 2006. Hacer todo lo que puedas es lo mínimo que puedes hacer.