Del triplete al Calderón

simeone-lucho

Tras el parón por los compromisos internaciones, vuelve la Liga y lo hace con un auténtico partidazo. Un duelo en el Vicente Calderón entre dos de los tres aspirantes al título. El Barcelona, por su condición de campeón; el Atlético, por ser uno de los equipos de toda Europa que más ha gastado en el mercado de fichajes para complacer los servicios del Cholo, quien pronosticó ¡en junio! que el campeonato doméstico actual estaba “peligrosamente preparado” para el Real Madrid.

Sea como fuere, la sanción FIFA impedirá ver el regresó al Manzanares de Arda Turan. Tampoco estará por el mismo motivo Aleix Vidal. Dos piezas en el puzle del actual tricampeón que probablemente Luis Enrique así como gran parte del barcelonismo eche de menos de aquí a enero. Porque detrás de toda luz viene su sombra, y la del Barça, la presente temporada, es el triplete cosechado hace nada y menos. Una misión que jamás nadie ha logrado, la de sumar dos veces seguidas los tres entorchados por excelencia, y a la que aspira el conjunto blaugrana, más mayor y más mermado que hace un año.

Al hecho de no poder contar con sus refuerzos se une el adiós de dos futbolistas que si bien no fueron indiscutibles, colaboraron, en mayor o menor medida, a repetir algo que muchos, en enero, ni se imaginaban. La marcha de Xavi en busca de nuevas aventuras y la forzada marcha de Pedro suplicando minutos con la Eurocopa en el horizonte y el tridente eclipsando llegaron a Can Barça en el peor momento. Porque no se engaña a nadie diciendo que el fondo de armario del que dispone Lucho es muy limitado. Y que como un catarro, o unas paperas, se apoderen de cualquiera de los tres de arriba, el panorama ofensivo cambiará y de qué manera.

A favor de este Barcelona juega la experiencia. El aprendizaje y la conexión entre entrenador y jugadores. No hay que olvidar que Luis Suárez no se unió a Messi y Neymar hasta finales de octubre y que no alcanzó su cénit goleador y físico hasta pasados varios meses. No es de extrañar, pues que los expertos en Sports Betting Dime den al Barcelona como favorito a ganar la Liga con una predicción de 8/11 por encima del Real Madrid, cuyo pronóstico es de 7/4. Como sucedió hace dos temporadas, el Atlético espera dar la campanada aunque, bien es cierto, ha desaparecido el factor sorpresa de entonces y se ha convertido en un rival respetado y temeroso para cualquiera, incluyendo los dos tradicionales candidatos.

El Barça suma dos victorias seguidas, ambas sin alardes, tirando de efectividad arriba y solidez atrás. Y aunque no ha podido inscribir a ninguno de sus fichajes, ha visto como el de Vermaelen, de hace un año, comienza a dar sus frutos. En el Atlético el empate de la primera jornada no terminó de convencer, despertando unas dudas que disiparon en su visita al Sánchez Pizjuán ante uno de los ogros del torneo como el Sevilla. A diferencia de Luis Enrique, Simeone sí cuenta con un banquillo de garantías que le permite rotar sin necesidad de cruzar los dedos. Y de igual manera que su homólogo, cuenta con unas ganas, un talento y una ilusión al alcance de unos pocos. ¡Qué comience el espectáculo!

Sobre el autor Ver todos los posts

Fernando Castellanos

Editor de NdF desde 2006 y periodista deportivo desde hace un poco menos.