Se supone que el videoarbitraje aterrizó en el mundo del fútbol para facilitar la vida al colectivo arbitral y acabar, o al menos reducir, con las constantes polémicas. Pero qué va. Jornada a jornada no hay sala de prensa en el que un periodista no pregunte al técnico en cuestión por la actuación del VAR. Penaltis no pitados, dudosos fueras de juego, faltas previas que no se señalan. Al sistema le queda mucho camino por recorrer pero no parece tener de lado a los protagonistas del juego que, todo hay que decirlo, unas veces se ven beneficiados y otras, perjudicados: como siempre ha sucedido con los colegiados, vaya. El derbi madrileño no estuvo exento de ello. En él se impuso el Real Madrid al Atlético en una tarde en el Wanda Metropolitano en el que claramente salió victorioso Santiago Solari.

Sí, el entrenador blanco le ganó la partida a Diego Simeone. Salió intenso el cuadro rojiblanco pero lo hizo sin uno de sus jugadores franquicia en el doble pivote: Rodrigo Hernández. Unas inesperadas molestias impidieron que saliera de la partida y su equipo lo notó. Sobre todo un Thomas demasiado solo en zona de máquinas, desbordado en muchas ocasiones y que cuando por fin se encontró con su habitual acompañante, ya andaba desquiciado. El ganhés no tuvo su mejor día, aunque tampoco le salieron muy bien las cosas a un Atlético que ha perdido fuelle a nivel defensivo y que en ataque le cuesta mucho producir. Lemar, que fue titular, estuvo demasiado desconectado; Griezmann, que marcó el gol rojiblanco, no encontró más brechas en una segura zaga blanca y Morata, discreto, marcó un gran gol que el VAR anuló.

Solari se salió con la suya y con nota del feudo colchonero como días atrás lo hizo del Camp Nou. Apostó por Vinicius y volvió a acertar en una tarde en la que Casemiro, suplente en el coliseo blaugrana, estrenó el casillero blanco con un auténtico golazo. Sergio Ramos hizo el segundo tras un penalti que nadie sabe si se produjo dentro o fuera del área y Bale, que salió en el tramo final, puso la guinda cuando los locales, demasiado desafinados, no encontraban la soluciones con los cambios. Segunda derrota consecutiva del Atleti, que pierde la segunda plaza en favor de su máximo rival ciudadano, que por si quedaba alguna duda, ha confirmado su regreso en la parte vital del curso. A cinco puntos del líder –a la espera de lo que haga ante el Athletic–, el miércoles viaja a Amsterdam. Tiene motivos para preocuparse el Ajax.

En NdF | El Real Madrid ya no es un drama
Foto | AFP

Sobre el autor Ver todos los posts

Fernando Castellanos

Editor de NdF desde 2006 y periodista deportivo desde hace un poco menos.