El Atlético tampoco puede con un Madrid ‘light’

RealMadridVsAtletico

El Atlético de Madrid dejó escapar la oportunidad de romper su maldición con el Real Madrid, que ya dura 14 años y se está tornando tradición, el día en el que los blancos menos argumentos pusieron en liza. Primero, porque el equipo de José Mourinho tiene entre ceja y ceja el duelo de Champions contra el Borussia del martes. Segundo, porque el técnico madridista dio la alternativa a los menos habituales, con futbolistas como Nacho, Morata, Ricardo Carvalho, Albiol o pruebas en zona de máquinas como el doble pivote formado por Pepe y Khedira. Un conjunto de circunstancias en el que tampoco estuvo Cristiano Ronaldo, que ni tan siquiera entró en la convocatoria. Con la mente en Europa, los que salieron sí dieron la cara y lograron un valioso triunfo tras conseguir, precisamente, remontar en el Vicente Calderón.

Al Atleti se le escapó una magnífica ocasión de pelearle la segunda plaza a los blancos y eso que comenzaron enchufadísimos. Con su once de gala, a diferencia de su antítesis, fueron incapaces de mantener la renta que Falcao logró con tan sólo cuatro minutos de juego. El colombiano abrió la lata y el rugido del estadio fue unánime. En un avance de lo que será la final de la Copa del Rey, la suerte jugó a favor de los colchoneros unos minutos. Los justos para que Juanfran, desviando un centro de Di María a la olla, situara el 1-1 en el electrónico. Hasta ahí duró la efervescencia del derbi. Concretamente doce minutos. Ni uno más ni uno menos. El gol madridista anestesió a los jugadores rojiblancos primero y a la grada después. Como si el guión, tantas veces repetido, volviera a estar escrito. Y volvió a estarlo…

Tampoco el Madrid fue pegada ni rotundidad. Difícil de catalogar, la verdad. Su faro, o el hombre más activo, fue Di María. El Fideo no llegó a ser un quebradero de cabeza para la defensa local pero se bastó de su calidad para dejar en fuera de juego al Atlético. De sus botas nació el primero, una gran asistencia a Benzema que marró ante Courtois y el segundo. Vamos, todo el juego ofensivo de los blancos. El Atlético, por su parte, con un complejo de inferioridad que debió dejar en la caseta, lo intentó como el que se sabe perdedor, como el que nada para morir en la orilla. Desafinado, descafeinado, desangelado… Cualquier palabra que encaje con el prefijo ‘des’ valdría para calificar el choque de los del Cholo con el resultado en contra. A pesar que el viento, como el rival y las circunstancias, jugaban a favor.

Así pues, un duelo sin historia en la Ribera del Manzanares que aumenta el colchón del Real Madrid ante el Atlético, ahora a seis puntos y que permite a los madridistas aplazar el alirón del Barcelona, ya aplazado sin ‘necesidad’ alguna. Ni los escarceos de Diego Costa fueron aliciente para mantener la atención. Ni la posibilidad de atrapar al vecino de enfrente fue suficiente para romper la dinámica negativa del Atleti. Un choque que volverá a repetirse dentro de 20 días y con un trofeo en juego. Esperamos, y estamos seguros, que será otra historia.

Foto | Real Madrid

Sobre el autor Ver todos los posts

Fernando Castellanos

Editor de NdF desde 2006 y periodista deportivo desde hace un poco menos.