El comienzo de la Liga y un ‘fichaje’ llamado Munir El Haddadi

Munir El Haddadi

Ayer comenzó la Liga 2014/2015 y lo hizo con ciertas particularidades. Lo más llamativo sucedió en La Rosaleda, cuando Mateu Lahoz no dio por válido un cabezazo de Iraizoz cuando éste, a la desesperada, subió a rematar. Al final, el Athletic perdió, el Málaga ganó y la polémica quedó ahí, servida. Se hizo largo el Almería vs Espanyol, y no sólo porque se le fundieron los plomos al estadio andaluz. Al final, un gol de Sergio García, que como siga teniendo hijos no le cabrá el nombre en la camiseta, igualó en el alargue del alargue para cabreo del equipo local. También apetecía ver en acción a uno de los últimos fichajes del Valencia, Rodrigo De Paul, que como James, no se pronuncia «De Pol» como tampoco se pronuncia «Yeims» el nombre del colombiano, sino que se articula tal cual se escribe. La cuestión es el que argentino duró nada y menos cuando saltó al césped. 62 segundos. Y con uno menos, como el Espanyol en Almería, el Valencia igualó en las postrimerías frente al Sevilla. A todo esto, el líder de la Liga es el Granada, que ganó al Dépor por 2-1.

Hoy es el turno de, entre otros, el Barcelona. Si cuando se ratificó que la próxima temporada no podrá fichar le quedaban 12 días, hoy le quedan siete. Parece que, salvo un cruce de cables inesperado de Zubizarreta, el conjunto azulgrana se lo jugará todo al recurso del TAS. El Barça se ha gastado 160 millones en reformar una plantilla al gusto de Luis Enrique y para el debut liguero no podrá contar, por lesión, con Ter Stegen y Vermaelen, ni con Luis Suárez, sancionado hasta finales de octubre. Así que lo más atractivo de la alineación que presente el técnico asturiano en su debut en Liga ante el Elche será, con casi toda seguridad, la presencia del joven Munir El Haddadi. Madrileño de origen marroquí, 18 primaveras, máximo goleador de la pretemporada y ‘responsable’ de la cesión de Deulofeu al Sevilla. Ha costado ceromil cerocientos euros. O sea, nada. Y tiene hechuras de crack.

En los pies de este chaval el Barça buscará comenzar bien el campeonato. Su frescura contrarresta la eterna búsqueda del mejor Messi, al que al contrario que Deulofeu, no se le exige que defienda, sino que marque goles, que sea decisivo, que vuelva a ser el mejor futbolista del mundo. El nuevo Barcelona se abre paso en una Liga donde el favorito es el Atlético, al que ya no le queda temporada pasada para deshincharse y llega al campeonato lleno de títulos, finales y ambición. Atrás queda en el Camp Nou el ‘año de transición’ con el Tata Martino, que llegó a la última jornada con opciones de llevarse la Liga y sin embargo dejó en el barcelonismo esa sensación de hasta no merecerla. Así que temporada nueva, ilusiones nuevas. Con el principal fichaje arrepintiéndose de su mordisco, llega con hambre Munir. Necesitará suerte para que no le coman.

Sobre el autor Ver todos los posts

Fernando Castellanos

Editor de NdF desde 2006 y periodista deportivo desde hace un poco menos.