El Madrid acierta más que el Athletic

james athletic

Fiel a su cita como cada año desde que la liga es liga, el Athletic visitó el Bernabéu y el partido estuvo a la altura. De nuevo el Madrid se mostró fuerte en casa como acostumbra desde que Zidane maneja el timón de la nave blanca, pero el equipo de Valverde no se limitó a verlas venir y sólo la puntería fue un obstáculo para poner en verdaderos problemas a los locales. Como en el Camp Nou, su buena primera mitad no obtuvo su recompensa. Con el 4-2 final el Madrid exhibió pegada una vez más, otra vez con Cristiano como estilete, autor de dos goles que ahuyentan fantasmas, al menos hasta el próximo partido. Con esta victoria, la persecución del liderato sigue su curso.

No estaba Marcelo, y la ausencia del brasileño siempre se nota por dos motivos: porque es muy bueno y porque no tiene sustituto. Danilo ocupó el lateral derecho y Carvajal pasó al izquierdo, y ninguno brilló especialmente: uno porque no se encuentra y otro porque estaba fuera de sitio. Por su parte, Kovacic ocupó el centro del campo en lugar de Isco, y el croata cumplió. Se ofreció, aportó claridad y miró siempre hacia delante: su concepción del fútbol es vertical.

No tardó en moverse el marcador, pues a los tres minutos Cristiano ya había batido a Iraizoz con una certera definición tras deshacerse de Etxeita, pero lejos de ser el principio de la fiesta merengue, el Athletic enseñó su invitación: Varane y Keylor se quedaron sin cobertura para hacerse entender entre ellos, y el francés pasó atrás la pelota cuando el arquero ya salía a por ella. Eraso pasaba por allí y no fue tan descortés como para rechazar el regalo. A partir de ahí se sucedieron las acometidas. Aduriz cercó el gol pero primero Keylor y después el larguero le negaron la presa. A pesar de no marcar, partido notable de un veterano que está hecho un chaval.

El partido era de ida y vuelta para deleite del público y desespero de los entrenadores. Beñat y Modric lanzaban a sus equipos, pero sólo uno encontró el premio del gol y lo hizo con un gran disparo de James desde fuera del área. Ya cuando el descanso asomaba Kroos se acercó al área rival, zona que no pisa en exceso cuando juega de ‘5’, y marcó el tercero para aumentar la distancia. Ambos equipos llegaban al final de la primera parte alejados en el resultado pero cerca en cuanto a intenciones mostradas.

Si el primer tiempo fue un correcalles, el segundo fue una zona residencial. El Madrid controló el resultado y Zidane dio minutos a los menos habituales además de Isco, al que hoy dio descanso de inicio y que entró para dejar un par de detalles. Nacho suplió a Danilo y Carvajal regresó a la banda derecha, mientras que Lucas Vázquez, a quien no se ve mucho desde la marcha de Benítez, también dispuso de minutos. Por su parte, el Athletic echó en falta la chispa de Iñaki Williams. Todo se precipitó al final: Varane vio la segunda amarilla confirmando que no era su día, pero Cristiano acabó con todo conato de emoción al marcar su segundo tanto y el cuarto del Madrid. El portugués abrió la cuenta y pagó la ronda. Pocos minutos después, Elustondo maquilló el resultado con un buen cabezazo ante el que nada pudo hacer Keylor.

Con esta victoria el Madrid se queda a un punto del Barcelona, pero con dos partidos más. Zidane sigue sacando con nota las pruebas en Chamartín, pero aún tiene pendientes los aprobados justos como visitante y los exámenes finales. La Roma, la próxima semana, es el primero de ellos.

Foto | AFP

Sobre el autor Ver todos los posts Web del autor

Gabriel Caballero