kubo coquelin parejo
ACTUALIZACIÓN: 12/08/2020: Oficializados los fichajes de Coquelin y Parejo. Por el francés, el Villarreal pagará 6,5 millones de euros más dos en variables y por el capitán che, cero mil cero cientos cero euros: Parejo llega a La Cerámica con la carta de libertad, teniendo dos años más de contrato con el equipo de Mestalla.

El mercado de fichajes se abrió el pasado 4 de agosto y no se cerrará hasta el próximo 5 de octubre pero el Villarreal ha ido por faena configurando un proyecto ambicioso de cara al próximo curso, en el que tras terminar quinto en LaLiga, disputará la Europa League.

Comenzó la casa por los cimientos, como debe ser, haciéndose con Unai Emery. El hondarribiarra, tras no cuajar en el Arsenal y tras su paso por el PSG, regresa al fútbol español para sustituir en el cargo a un Javi Calleja que tras un inicio dubitativo, consiguió meter en puestos europeos al Submarino tras el confinamiento, cuando brilló con luz propia.

Además del entrenador, la baja más sensible del cuadro castellonense ha sido sin lugar a dudas la de Santi Cazorla, que a pesar de sus 35 años, fue el mejor a lo largo y ancho del ejercicio que acabamos de dejar atrás. La segunda juventud del asturiano no tendrá continuidad en La Cerámica tras decir sí a la suculenta oferta ―económica, se entiende― del Al-Sadd que dirige Xavi Hernández. También anunció su retirada el eterno capitán, Bruno Soriano, aunque en los últimos años estuvo inédito debido a su grave lesión.

Por ello, la secretaría técnica vilarrealense se ha puesto rápidamente manos a la obra y parece haber encontrado en otro veterano como Dani Parejo (31 años) el perfecto sustituto de Cazorla. No contento con ello, y aprovechando que las aguas andan revueltas en el Valencia, puede completar la sala de máquinas amarillas otro al que Peter Lim y compañía quieren lejos de Mestalla: Francis Coquelin (29 años), que hará las veces de un Zambo Anguissa al que todo apunta que jugará en el Fulham ―club por el que estaba cedido―, recién ascendido a la Premier League.

Un 2×1 a precio de saldo. En un principio, las informaciones situaban la operación en 20 millones de euros. Sin embargo, se podría terminar cerrando en 13M€. Dos futbolistas de calidad contrastada que, a falta de confirmación oficial, reforzarán el centro del campo amarillo. El fichaje del capitán valencianista es, sin lugar a dudas, el que más llama la atención. No únicamente por su coste, sino porque sorprende que desde la capital del Turia se le abra las puertas de par en par como si de un apestado se tratara. Hace unos días ya dieron matarile a una institución del club como Paco Camarasa y ahora continúan con la limpia en el vestuario. Parece ser que la sombra de Marcelino es muy alargada. Y el Villarreal, encantado.

El que sí o sí vestirá la elástica del Villarreal la próxima temporada es Take Kubo (19 años), una de las sensaciones del campeonato en el descendido Mallorca. El excanterano del Barcelona y perteneciente al Real Madrid, le costará dos millones de euros al conjunto castellonense, encantado de hacerse con su cesión. El equipo blanco consigue así que el japonés siga progresando en un club con interesantes aspiraciones al tiempo que el Submarino se hace con una pieza codiciada del mercado que en su estreno en la élite ha disputado 35 partidos, anotados cuatro goles y asistido hasta en cinco ocasiones. Nada mal.

El que golpea primero, golpea dos veces. Y eso es lo que está haciendo el Villarreal en este mercado estival que se prolongará hasta otoño. Adelantándose a los múltiples pretendientes de Kubo y pescando en el río revuelto del Valencia, a vueltas con un futuro que indigna a sus aficionados, metidos en un laberinto que no parece tener salida a corto plazo. Emery, otro exvalencianista que no tuvo el ‘placer’ de coincidir con Meriton, puede presumir de incorporaciones fiables que está por ver si consiguen llenar el vacío que dejan Cazorla y Anguissa.

Sobre el autor Ver todos los posts

Fernando Castellanos

Periodismo deportivo en vena. En NdF desde 2006. Hacer todo lo que puedas es lo mínimo que puedes hacer.