Jesé contra la desgana

jese psg

Sinceramente lo veía carne de cesión: no faltarían equipos interesados en contar con el canterano madridista y en el primer equipo lo iba a tener difícil para disfrutar de minutos, pero la salida de Higuaín y la ausencia de un fichaje para sustituir al argentino cambió la situación. Aún así, Benzema y Morata, por no hablar de los futbolistas que hay en la línea de mediapuntas, cerraban el paso al joven canario para disponer de esos minutos que tiempo atrás reclamaba en la prensa y por lo que fue criticado. El inicio de temporada confirmó las sospechas y Jesé apenas jugaba, pero poco a poco Ancelotti lo convirtió en un fijo de las segundas partes, y ha aprovechado esta condición en las últimas jornadas para tornar en un importante revulsivo y un soplo de aire fresco frente a la falta de intensidad que muestra el equipo en las últimas fechas.

El Real Madrid da la impresión en algunos partidos de no estar motivado a la hora de abordar el partido que tiene entre manos, y esa falta de motivación se refleja en la ausencia de intensidad que se observa en el equipo en muchos tramos de sus encuentros. Como si únicamente los partidos ante los grandes fueran capaces de sacar el carácter del equipo. Se salvan Modric, Cristiano (que no anda todo lo fino que antes de la lesión) y poco más. Frente a esto siempre está la ilusión de un canterano, las ganas de hacerse un hueco en el equipo y de comerse el planeta fútbol, y más aún si hablamos de un tipo con el carácter de Jesé, un carácter que ha tornado para bien frente a lo irascible de su etapa en el Castilla, donde no eran extrañas las rojas absurdas.

Jesé, que marcó su primer gol de la temporada en el Camp Nou, dispuso de una oportunidad de oro como titular en el partido de Champions en casa frente al Galatasaray, pero el infortunio se cruzó en su camino cuando Sergio Ramos fue expulsado a la media hora y Ancelotti decidió sustituir al canterano para dar entrada a un defensa. Aparte de dicho encuentro sólo la Copa le vio como titular. Su gran momento llegó en la última jornada del año, en Mestalla, cuando su equipo no podía pasar del empate ante los valencianistas y Jesé marcó el gol de la victoria en uno de esos partidos que pueden decidir títulos.

Su buen momento se confirmó en el amistoso ante el PSG, cuando fue el autor del único gol del partido, y ayer ha vuelto a ser protagonista cuando sustituyó a Isco ante el Celta con media hora por delante, aunque sólo necesitó siete minutos para revolucionar el partido: en ese intervalo disfrutó de una ocasión con un disparo con muy buena intención y poco después daría la asistencia para que Benzema marcase el primer gol y abrir así una lata que estaba costando demasiado.

Jesé llama de esta manera a las puertas de la titularidad a un Ancelotti que le está dando minutos gradualmente. El canario tiene una ventaja frente a otros delanteros que han salido del Castilla: es más polivalente, le gusta encarar desde atrás, no es únicamente un goleador, y eso le da más posibilidades. En casos como el de Jesé siempre me pregunto si es más positivo para el futbolista una cesión en la que disponer de todos los minutos o entrar poco a poco en el primer equipo, pero ahora mismo el delantero es un futbolista muy útil para Carletto, cada vez más.

Sobre el autor Ver todos los posts Web del autor

Gabriel Caballero