¡La Liga en un puño!

El guion de la Liga no está escrito. ¿Quién dijo que el Atlético ya era campeón? ¿Visteis las portadas de los periódicos este domingo? Sí, todas hablaban de que el Barcelona, con su empate ante el Getafe, había dicho definitivamente adiós a la Liga. ¿Quién iba a decir al Real Madrid que no pasaría del empate ante un Valencia tocado pero no hundido? La grandeza de la Liga es esta: que a falta de dos jornadas para la conclusión no sepamos quién se la va a llevar y que sean los tres candidatos, gracias a sus malos resultados este fin de semana, los que puedan alcanzar alcanzarla.

Sigue dependiendo de sí mismo el equipo del Cholo, pero vamos por partes. El Barcelona se despedía ayer de la Liga para volverla a saludar este domingo tras encajar en las postrimerías de su partido ante el Geta un gol que dejó helado al barcelonismo y que propició una casi despedida del Tata Martino en sala de prensa. Los periódicos, lógicamente, se han despertado dando palos a diestro y siniestro ante la que probablemente era la última oportunidad de seguir luchando por la competición doméstica.

Errooor.

Porque el Levante, medio en serio medio en coña, y sin que teóricamente hubiese maletines de por medio (modo cizañero off) ha ganado un partido en el que el dos en la quiniela era prácticamente innegociable. El Atlético fue mejor en el Ciutat de València, pero fue el cuadro de Caparrós el que acertó en la portería. Más leña al fuego de la Liga. Mientras el barcelonismo se tiraba de los pelos ante la ocasión perdida, el madridismo se frotaba las manos: ganar al Valencia, con un partido menos, acercaría aún más el sueño del triplete. Pero, pero, pero…

Errooor.

Los de Pizzi, encorajados tras el varapalo de la Europa League, sacaron del Santiago Bernabéu un punto que, como el del Barça el día anterior, no es de los que suma, sino de los que resta. Pero claro, viendo los resultados, tampoco está tan mal. El Atlético sigue teniendo la sartén por el mango. En esta calculadora de la Liga puede hacer cada uno sus elucubraciones. Sea como sea, el miércoles el Madrid visita Zorrilla en un partido aplazado y el campeonato se puede apretar todavía un poquito más. Luego, que pase lo que tenga que pasar.

En lo personal, sigo pensando que el merecedor del título es el Atlético. Pero no sólo tiene que merecerlo, sino que también tiene que conseguirlo. Si ganara el Barça la Liga sería una auténtica sorpresa, para qué negarlo, viendo la escandalosa irregularidad (respecto a otros cursos, digo) de los hombres del Tata. Y el Madrid que no se centre en la Décima, porque quizá necesite una ayudita de su máximo rival en la última jornada. Tiene pinta de indescriptible todo. Un final de infarto y sí, una Liga de locura.

Sobre el autor Ver todos los posts

Fernando Castellanos

Editor de NdF desde 2006 y periodista deportivo desde hace un poco menos.