La ‘Txanpions’ es Real

XabiGriezzman

Si la emoción en el culo de la clasificación la copaban los cuatro equipos implicados en el descenso, arriba, el duelo lo garantizaban Valencia y Real Sociedad. Ambos se jugaban la cuarta plaza de la tabla, la que da acceso a la Champions League. Para ello, los donostiarras debían ganar en Riazor y esperar el tropiezo del Valencia en el Sánchez Pizjuán. La primera condición se produjo con el gol de Griezmann en el minuto 22, pero desde Sevilla no llegaban buenas noticias. Banega había adelantado a los de Ernesto Valverde con un golazo y la cuarta posición pertenecía, en esos instantes, a los ché. A ello, los de Phillipe Montanier debían añadir la presión de su rival, que se jugaba la permanencia y el hecho de no depender de sí mismos, lo que obligaba a tirar de transistor para esperar la reacción hispalense.

Ésta se hizo esperar, pero llegó. Primero con una chilena inapelable de Negredo, el inesperado héroe txuri-urdin. El propio goleador fue el encargado de darle la vuelta al marcador, firmando el segundo del Sevilla. Para colmo, el colegiado expulsó demasiado con demasiada rigurosidad (o de forma injusta, qué diablos) a Jonas, lo que allanó el camino al triunfo local. Pese a todo, Soldado igualó la contienda con un espectacular remate que, un minuto más tarde, otra vez Negredo —que, recordemos, no ha sido incluido en la prelista de la Selección para la Copa Confederaciones— minimizaría con el tercero para los de Unai Emery, que podrían jugar la próxima Europa League pese a terminar novenos, ya que está a la espera de lo que decida el TAS sobre el Málaga y la UEFA sobre el Rayo. Otra vez el ‘9’ firmó el 4-2 que su homólogo valencianista volvió a acortar (4-3), pero sin tiempo para más.

Con la ayuda del máximo goleador nacional en este campeonato, y unido a una victoria sufrida frente al Deportivo, la Real Sociedad confirmó su billete para estar en el Viejo Continente dentro de unos meses. Lo hace tras un curso casi perfecto, donde se ha revelado ante la hegemonía de los habituales líderes de la ‘otra’ Liga y en la que ha elaborado un fútbol de muchos quilates. La musiquilla de la ‘Txanpions’ sonará en Anoeta pero lo hará sin su actual entrenador, que abandona el barco donostiarra para volver al Rennes. A pesar de perder la cuarta plaza la semana pasada, en la última se ha redimido y ha dejado donde merece a una escuadra que espera no echarle de menos. Felicidades.

En NdF | ¿Por qué ahora, Montanier?
En NdF | ‘Txanpions’
En NdF | La Real aprieta el gatillo

Sobre el autor Ver todos los posts

Fernando Castellanos

Editor de NdF desde 2006 y periodista deportivo desde hace un poco menos.