Macrofiesta para empezar

Gerardo-Martino

Ni los más optimistas pensaban que el Barcelona tendría un inicio tan plácido de Liga. Siete goles al Levante y a otra cosa, mariposa. Se dice pronto, pero resumirlo tiene su miga. La nueva etapa culé, con Tata Martino al frente, comienza con un buen pie inusitado donde la principal evidencia es que el argentino pretende alargar como un chicle la estrategia de sus antecesores, un hecho que no garantiza títulos pero sí espectáculo. Presión arriba, asfixiante a poder ser; provocar errores en el rival, jugar al primer toque, fluidez en el juego, permitir que el balón, sencillamente, ruede hasta su destino. En el Camp Nou la pelota suele terminar en las mallas de la portería visitante. Y si los de Caparrós, la temporada pasada bajo la batuta de Juan Ignacio Martínez, se las hicieron pasar canutas a los blaugrana en el mes de abril, este curso el examen lo ha superado con sobresaliente el Barça en pleno mes de agosto. Coca cola para todos y algo de comer en la macrofiesta culé (7-0), a la que asistió con retraso Neymar.

Llama la atención que tras la pseudopretemporada que ha realizado el vigente campeón se despache tan a gusto en su primer enfrentamiento oficial. Tanto se ha criticado la escasa preparación que lo de ayer pareció, por momentos, otra pachanga. Pero no. El tándem que anhela el barcelonismo, el formado por Messi y Neymar, se quedó a medias por la ausencia en la alineación inicial del brasileño. Visto lo visto, no es de extrañar que ocupe una de las plazas del banquillo porque Pedro y Alexis lo han bordado a lo largo del verano y han llegado a la primera jornada como obuses. El chileno, siempre en el punto de mira, ha sido de los más utilizados en la época estival y probablemente el que mayor rendimiento haya ofrecido al cuerpo técnico. Al canario ya se le conoce. Que encuentre esa chispa de velocidad que lo diferencia y esa puntería que lo caracteriza es una buena noticia para Martino. Ney salió en la segunda parte. Y que sea carne de banquillo tiene pinta de ser temporal, no indefinido.

La temporada es larguísima, y más ésta que es de Mundial. Por lo tanto, minutos va a tener de sobra el único refuerzo barcelonista. Igual que Tello, un chaval que ha adelantado a Isaac Cuenca en cuanto a previsiones de éxito y que incluso ya sabe lo que es ser internacional absoluto. El sabadellense también salió en la reanudación. Para entonces el Barça ya gobernaba en el marcador de forma abrumadora. En el electrónico, en el césped y en cualquier comparación con su rival, desbordado y nervioso a partes iguales. Alexis, Messi, con un doblete y Pedro con otro, Xavi y Dani Alves, colocaban un resultado de tenis en el Estadi. Con un Cesc descomunal, cumpliendo a la perfección el cometido asignado, apareciendo en cualquier parte y repartiendo juego, fue el más destacado de los jugadores que no marcaron. Neymar salió a falta de media hora y atestiguó el buen momento del de Arenys. Comienza la temporada el Barça como la terminó: líder. Y esta semana, toca Supercopa de España.

En NdF | ¡Comienza la Liga 2013/2014!

Sobre el autor Ver todos los posts

Fernando Castellanos

Editor de NdF desde 2006 y periodista deportivo desde hace un poco menos.