Noche de oro

ronaldo-balon-de-oro

Los aficionados madridistas dormirán esta noche a pierna suelta. En medio de la catarsis que afecta al eterno rival y que nunca está de más para mantener a tope la moral, el Real Madrid ganó con cierta comodidad al Granada (2-0) y se acuesta la noche del sábado como líder del campeonato a la espera de lo que hagan este domingo tanto el FC Barcelona como el Atlético de Madrid. El cuadro de Ancelotti culmina así una remontada interesante que le mete de lleno en la lucha por la Liga y, a su vez, traslada la presión a barcelonistas y colchoneros, que se miden a Málaga y Rayo respectivamente.

Del choque ante el Granada destacar, entre otras cosas, el enésimo intento de Cristiano Ronaldo por marcar de chilena. El portugués va perfeccionando la maniobra que le obsesiona desde hace un tiempo y al final de la primera parte ha ejecutado una, dentro del área chica, que ha hecho lucir al veterano Roberto. Hubiese sido sin duda uno de los goles de la temporada y, más que nada, hubiese quitado esa espinita que parece tener clavada CR7 en una acción muy propia de Hugo Sánchez, otro ídolo del madridismo. Por entonces los blancos firmaban tablas ante su rival, que aguantó el 0-0 en el primer acto.

En la segunda mitad la historia tiró por los derroteros esperados. El Madrid, espoleado por el coraje de su flamante Balón de Oro, y tras haberlo intentado por activa y por pasiva en los primeros 45 minutos, encontró el premio del gol de la mano, cómo no, de su mejor futbolista. Ronaldo, en una jugada que comenzó Modric con Fatau tendido en el centro del campo y lesionado, se revolvió en el área y ejecutó su zurda para romper la lata. Los de Alcaraz apenas inquietaron y su portero evitó una goleada de escándalo. No así el gol de Benzema tras una jugada de tiralíneas. El Madrid ya es líder. A ver hasta cuándo.

Sobre el autor Ver todos los posts

Fernando Castellanos

Editor de NdF desde 2006 y periodista deportivo desde hace un poco menos.