Cinco presentaciones para el recuerdo

MarcoPerezRealZaragoza

Siempre me llamaron la atención las presentaciones: esa mística de ver al fichaje con su nueva camiseta, dando unos toques al balón o completando una pequeña carrera con el esférico controlado hacia la cámara. Al menos siempre fueron así, aunque se esté perdiendo en pos de la rueda de prensa multitudinaria. Las hay humildes, con ese grupo de fieles seguidores en las gradas, y las hay que son todo un espectáculo, como aquellas de Cristiano Ronaldo, Kaká o Benzema con el Bernabéu repleto como si de una noche de Champions se tratara. Las hay corrientes, en las que no pasa nada fuera del guión establecido, pero también las hay curiosas, que dejan algún recuerdo para la posteridad: nos vamos a centrar en estas últimas para recordar cinco presentaciones que dejaron su huella en las bibliotecas futboleras.

La infancia de Alfonso

AlfonsoFCBarcelona

Promesa truncada del Real Madrid, leyenda del Betis y fichaje fallido del Barcelona. Alfonso no dejaba indiferente: sus goles, sus botas blancas, su inolvidable tanto a Yugoslavia en la Euro 2000 y su nombre, el mismo del estadio del Getafe, le hicieron merecedor de ser uno de los delanteros más recordados del fútbol español. Canterano madridista, era considerado el nuevo Butragueño pero las graves lesiones que sufrió en su etapa en el Bernabéu le impidieron triunfar en el club blanco, cosa que sí hizo en el Benito Villamarín.

Tras su brillante etapa en el Betis, Serra Ferrer, su valedor como verdiblanco, le llamó a filas para el Camp Nou y sorprendió a todos cuando declaró en su presentación que desde pequeño era aficionado del Barcelona. Aquello marcó un antes y un después en las bromas del aficionado. Quién sabe si fue despecho hacia el club blanco, una forma de ganarse a los seguidores barcelonistas o la guasa adquirida en Sevilla. El caso es que hoy es socio del Real Madrid y una de las grandes figuras del equipo indoor de veteranos. Pero de corazón blaugrana.

Las bufandas de Elías

EliasAtleticoMadrid

El centrocampista brasileño, que llegó a ser internacional y hoy juega en el Flamengo tras su discreto paso por Europa, donde vistió las zamarras de Atlético y Sporting de Portugal, hizo más ruido en su presentación como rojiblanco que en todas sus actuaciones posteriores como jugador atlético. Me imagino a Elías el día de su presentación, con ganas de agradar a su hinchada y más perdido que Modric el día de la Supercopa, cuando le llegó la susodicha bufanda procedente de la grada. De esa manera posó ante las cámaras con una bufanda antimadridista para pasar a convertirse en leyenda del club sin haber jugado un solo minuto. El futbolista y el club tuvieron que lamentar públicamente el incidente poco después, pero para el aficionado ya era un ídolo.

El virtuosismo de Marco Pérez

Ya es mala suerte. Llega el día en el que te presentas con tu nuevo club, frente a las cámaras y a los ojos de tu nueva afición, y te caes intentado hacer una bicicleta, o algo. Eso fue lo que le sucedió a Marco Pérez, delantero colombiano que no tuvo excesiva fortuna en su paso por el Zaragoza en la temporada 2010-2011.

Bustingorri, madridista por un día

BustingorriRealMadrid

No es que en la presentación de Bustingorri como jugador madridista ocurriese nada especial, es que nunca tuvo lugar a pesar de lo que veis en la imagen. Sí, parece que el futbolista avanza hacia la cámara como en la típica presentación veraniega, pero es todo un montaje de la editora de la colección de cromos que, ante la cercanía del presunto fichaje del lateral zurdo osasunista por el club blanco, decidió lanzar el cromo al mercado. Sin embargo, la negativa del club presidido entonces por Mendoza a traspasar a Losada al Atlético de Madrid, cuando parecía hecho, hizo que Jesús Gil devolviese la moneda al eterno rival arrebatándole el fichaje de Bustingorri. Ya no hay historias como ésa. (Vía La liga hecha un cromo)

El listón de Renaldo

RenaldoDeportivo

Estaban entonces en boga los brasileños en el fútbol español con la eclosión de Ronaldo en el Barcelona, y en especial el Deportivo miraba al mercado brasileño para reforzar su plantilla. En ésas llegó, en el mercado invernal de aquella magnífica temporada de Ronaldo en el Camp Nou, el delantero Renaldo a Riazor, y en su presentación no pudo ponerse el listón más alto al declarar ser una mezcla entre Ronaldo y Rivaldo. No contento con ello, admitió ser como Ronaldo pero con e. Desde entonces no se le conoció por otra cosa. Apenas destacó como deportivista, si bien es cierto que vivió un drama familiar en su estancia en Galicia. En Las Palmas metió algunos goles más, aunque nos quedamos con las ganas de ver el disparo de Ronaldo y el regate de Bebeto que aseguraba tener. Otra comparación legendaria fue la de Maduro en su puesta de largo como valencianista: afirmó asemejarse a Andrea Pirlo.

Sobre el autor Ver todos los posts Web del autor

Gabriel Caballero