El rompecabezas de Benítez

rompecabezas benítez

Arranca este fin de semana la liga y el Real Madrid presenta varias certezas y alguna que otra duda: tiene un potencial enorme con una plantilla presta para pelear por todos los títulos, una nómina de futbolistas a la que no le ha hecho falta, hasta el momento (aún queda mercado), ningún fichaje galáctico sino un par de necesarios retoques aquí y allá, y todos ellos serán dirigidos por un técnico de demostrada solvencia como es Rafa Benítez. Pero más allá de la pretemporada y del lógico tiempo de adaptación tras la marcha de Ancelotti y la llegada del ex del Nápoles, existen dudas razonables: ¿cómo se adaptará el equipo a los esquemas del entrenador madrileño? ¿Qué papel desempeñarán sus mejores futbolistas? ¿Cómo encajará las piezas? Benítez tiene un puzzle con el que todos los técnicos soñarían, pero un puzzle aún a medio hacer y con varias incógnitas.

Portería

El culebrón del verano en la Casa Blanca responde al nombre de David De Gea, y parece que aún quedan algunos capítulos hasta su desenlace. Parece claro que el guardameta terminará poniéndose los guantes del Madrid, pero resta saber si será esta temporada o la siguiente, cuando terminaría su contrato con el United. Con él, el Madrid tendría a uno de los mejores porteros del momento, pero hasta entonces, aunque a un escalón por debajo, tiene la portería bien cubierta con Keylor Navas y Casilla. Eso sí, faltaría saber cómo responderían durante una larga temporada a los momentos de mayor exigencia en un arco tan difícil como el del Madrid, donde la sombra de Iker Casillas será alargada. En caso de no llegar De Gea, Keylor parece tener más papeletas de ser titular.

Defensa

Renovado Sergio Ramos, que nunca dio la impresión de que realmente abandonaría el club, seguirá siendo el líder de la zaga mientras Pepe y Varane pugnarán por un puesto. Tres centrales de primer nivel para sólo dos puestos, que harán las delicias de un Benítez que gusta de rotaciones, aunque en los momentos más importantes querrán jugar todos. Los laterales parece que no podrán subir con tanta alegría como con Carletto, y es que ahora el equipo se armará de atrás hacia adelante. Marcelo, que brilló en el Trofeo Bernabéu, parece más titular que nunca en el flanco izquierdo, mientras el derecho tendrá la dura competencia de un asentado Carvajal y un Danilo con todo aún por demostrar.

Doble pivote

El esquema de Benítez será un 4-2-3-1, diferente al 4-3-3 por el que apostaba Ancelotti. Esto sitúa dos centrocampistas por delante de la defensa en lugar de uno solo, lugar que ocupaba Toni Kroos. Siendo el alemán un excepcional futbolista, creo que algunos de los problemas del Madrid el curso pasado llegaron por ahí. Se fue Xabi Alonso, al que se echó en falta, y Kroos asumió el puesto de ‘5’, que nunca había desempeñado en su carrera. Él era el encargado de ser el primero en dar salida al balón teniendo también responsabilidades defensivas, cuando seguramente le habría gustado jugar unos metros más adelante, donde lo hacían Modric, James o Isco. Esta temporada compartirá funciones con Luka Modric, además del recién fichado Kovacic y el repescado Casemiro, con un perfil distinto a los otros tres.

Un centro del campo con Kroos y Modric suena muy bien, pero también incompleto, falta el jugador que dé oxígeno para que otros creen y lleguen: el Busquets del Barcelona, el Tiago del Atlético o el Matic del Chelsea. Kovacic aporta futuro y mayor profundidad de plantilla, pero posee un perfil similar a Kroos y Modric, por eso la vuelta de Casemiro es importante. Un medio campo con el brasileño por delante de la defensa y Kroos y Modric de interiores (con las variantes de Isco y Kovacic) sería perfecto, pero todos no caben en el once y hay que hacer hueco a Bale, Cristiano, Benzema, James…

Mediapunta y ataque

La pieza más difícil de encajar en el puzzle de Benítez es la de Gareth Bale. Con Ancelotti jugaba por la derecha, donde no acabó de dar rienda suelta a todo su potencial, y con Benítez ha jugado en pretemporada de mediapunta, donde no ha brillado en exceso. Su sitio ideal es la banda izquierda, pero esa es zona es cosa de Cristiano Ronaldo, y si tienes un futbolista que te mete 50-60 goles, lo normal es ponerle donde más pueda explotar sus virtudes. No obstante, si algo se ha visto en la pretemporada es que los jugadores de tres cuartos de campo suelen permutar sus posiciones. Con Cristiano en la izquierda y Bale por el centro, Isco o James partirán desde la derecha, pero tenderán a irse hacia el centro, su hábitat natural. Es la ironía de todo este asunto: el mejor sitio para el español y el colombiano es el de mediapunta que ocupa Gareth Bale, cuyo lugar ideal es la izquierda.

Uno de los nombres que más suena entre los rumores de mercado es el de Benzema y el interés del Arsenal en él, pero parece difícil que el Madrid lo deje marchar ante la dificultad de encontrar a estas alturas un nueve de la calidad del francés. Mucho se ha hablado del puesto con Benítez: algunos apostaban porque Cristiano se ocupase ya por entero de finalizar las jugadas a la vez que Benzema podría retrasar su posición y Bale regresaría a la banda izquierda, pero a día de hoy parece improbable todo este cambio de posiciones de la BBC, y Benzema seguiría siendo ese atípico ‘9’ que no ofrece tanto gol como otros pero sí más fútbol que la mayoría. Por otra parte, tras la marcha de Chicharito, Jesé queda como delantero suplente tras una buena pretemporada y la confianza de Benítez, no obstante el canario es un futbolista que se desenvuelve mejor con unos metros por delante, y la incorporación de otro delantero (se hablaba de Llorente) habría dado más profundidad de banquillo, aunque no podemos olvidar al prometedor canterano Borja Mayoral.

Aún quedan unos días de mercado y Benítez podría disponer de alguna pieza más para un puzzle que ya de por sí es de auténtico lujo. Si da con la tecla adecuada, veremos la imagen final de un equipo que peleará por todos los títulos.

Sobre el autor Ver todos los posts Web del autor

Gabriel Caballero

Periodismo
caballergabriel@gmail.com