Las inoportunas lesiones, consecuencia lógica de los tan cargados calendarios de los grandes clubes, nos privarán de ver en la próxima Eurocopa jugadores de la talla de Verratti, Reus, Marchisio, Kompany, Gündogan, Varane, Carvajal o Lass Diarra, después de que el ex del Madrid hubiese recuperado su mejor nivel en el Olympique y conseguido un sitio fijo en los planes de Deschamps. Luego está el particular caso de Karim Benzema, quizá la gran ausencia del torneo. Por su parte, otros buenos futbolistas no acudirán a la cita de Francia por decisión técnica, y es que en las selecciones con mayor potencial no caben todos. Aquí y allá ha habido polémicas sobre los elegidos y los no elegidos de cada técnico, siempre expuestos al ojo crítico del seleccionador que todos llevamos dentro. Estos son algunos de los casos más sonados:

Isco (España)

No sería exagerado decir que la selección española es el equipo que más jugadores de renombre ha dejado fuera de la lista, con muchos futbolistas que ya quisieran otros combinados. Desde Diego Costa a Fernando Torres pasando por Mata, Alcácer, Albiol (buen año en el Nápoles), Bernat, Saúl… o incluso otros que rara vez entraban en las listas pero con gran cartel en el fútbol europeo como Borja Valero, Callejón, Adrián San Miguel o Ander Herrera. Personalmente, el nombre que más me falta en la lista de Del Bosque es el de Javi Martínez, habida cuenta de que el navarro parecía haber recuperado la forma tras sus numerosas lesiones en el Bayern, y que por su polivalencia podría ser un buen recambio para el centro del campo y la defensa.

isco-espana-ucrania-20315

Sin embargo, la ausencia que más ha dado que hablar ha sido la de Isco: después de ser un fijo en las listas se ha quedado fuera en la definitiva. Hasta no hace mucho, el malagueño parecía destinado a ser uno de los futbolistas que llevasen el timón en la nueva etapa de la selección, pero parece haberse quedado por el camino. También en el Real Madrid, donde Zidane le dio la titularidad a su llegada pero terminó siendo un recambio para las segundas partes. Con varios futbolistas de su perfil en el grupo, Del Bosque ha preferido contar con alternativas diferentes como las de Lucas Vázquez o Pedro, a pesar de un año gris en el Chelsea.

Gameiro (Francia)

Tras la polémica con Benzema se abría el abanico de posibilidades para los numerosos atacantes de nivel que tiene el fútbol francés, y Kevin Gameiro, gracias a su excelso año en el Sevilla, parecía contar con posibilidades de entrar en la lista de Deschamps, pero su carta de presentación, escrita con 16 goles en liga y 10 en la Europa League, no ha sido suficiente para que el seleccionador galo lo tenga en cuenta. En realidad, Gameiro, que cuenta con ocho internacionalidades y un gol, nunca pareció entrar en los planes del exfutbolista de la Juventus. Tampoco han entrado otros futbolistas de gran nivel como Ben Arfa, uno de los mejores de la Ligue 1 con el Niza en su regreso a Francia, o Lacazette, con 21 goles en el Lyon (27 la temporada pasada). No ha faltado la polémica en la lista del anfitrión, pues a indiscutibles como Griezmann o Martial se han unido Gignac, que ahora juega en el fútbol mexicano, o el no siempre resolutivo Giroud.

Gameiro-Francia

Drinkwater (Inglaterra)

Danny Drinkwater se convirtió en uno de los pilares del milagroso Leicester jugando al lado de Kanté en el centro del campo de Ranieri, además de ser su nombre motivo de infinitas chanzas en las redes sociales. Había comenzado a entrar en los planes de Hodgson y parecía que estaría en la cita de Francia, pero en el último momento, el seleccionador inglés escogió a Jack Wilshere en su lugar. El que en su momento fuera una de las grandes esperanzas de la selección y el centrocampista inglés con mayor calidad se fue diluyendo por culpa de las graves lesiones. Esta temporada apenas ha jugado cuatro partidos entre Premier y Liga de Campeones, pero ha sido suficiente para que Hodgson considere que su calidad puede ser diferencial para los Pross, quedándose fuera Drinkwater en una decisión que no ha estado exenta de polémica.

Bonaventura (Italia)

No está sobrada Italia de talento con esta generación, y si encima su centro del campo titular con Verratti, Marchisio y Montolivo se lesiona, la cosa se agrava aún más. Por eso sorprende aún más que Antonio Conte se haya dejado en Italia a Giacomo Bonaventura, uno de los pocos efectivos de calidad que le quedaban a la Azzurra para acudir a Francia. El ex del Atalanta, que puede jugar como centrocampista ofensivo o por la banda izquierda, ha sido uno de los mejores jugadores de la Serie A en un excesivamente irregular Milan que se quedó fuera de las competiciones europeas. No obstante, Conte ha considerado que el rossonero no tiene sitio en sus dos esquemas habituales, el 4-3-3 y el 3-5-2.

bonaventura-italia

Tampoco Jorginho, que recientemente se decidió por jugar con Italia, ha tenido sitio en la lista a pesar de las numerosas lesiones del centro del campo, ni Andrea Pirlo o Sebastian Giovinco, que la rompe en Toronto. A ambos les ha penalizado jugar en la MLS. También se ha quedado fuera Mario Balotelli, que realmente no ha hecho mérito alguno en el Milan para ser convocado.

Bellarabi (Alemania)

Joachim Löw parece tener claro el bloque de la Mannschaft con el que se proclamó hace dos años campeón del mundo, y apenas ha tenido que reestructurar la defensa tras la retirada del combinado nacional de Lahm y Mertesacker y dar entrada a nuevos talentos como Weigl, Kimmich o Leroy Sané. El mayor contratiempo ha sido la lesión de Marco Reus, que ya se perdió por lesión el Mundial de Brasil, pero ni eso le ha permitido entrar en la lista al extremo del Bayer Leverkusen Karim Bellarabi, una de las apariciones en el fútbol alemán tras el campeonato del mundo. También se ha quedado fuera Kevin Trapp, guardameta del PSG, ante la competencia de Neuer, Leno y Ter Stegen. Curiosamente, su suplente en el equipo parisino, Sirigu, sí estará con Italia en el torneo.

Sobre el autor Ver todos los posts Web del autor

Gabriel Caballero

Periodismo
caballergabriel@gmail.com