La Juventus se alzó con su quinto Scudetto consecutivo y, para darle emoción al asunto, empezó francamente mal la temporada para después hacerse con el título tras una remontada histórica. El equipo de Allegri se repuso de los importantes cambios en su plantilla con la marcha de pilares fundamentales como Pirlo, Vidal y Tévez para reinventarse y encajar las nuevas piezas a tiempo. Los fichajes de Dybala, Khedira, Mandzukic o Cuadrado, más las apariciones más esporádicas de Zaza o Alex Sandro, no sólo permitieron a la Juventus mantener su buen nivel sino que le otorgaron más profundidad de banquillo. Mientras, la guardia pretoriana en la parte de atrás con Buffon, Bonucci, Chiellini y Barzagli ha seguido dándole la estabilidad adecuada al equipo conformando la mejor defensa del Calcio en los últimos años, y Marchisio y Pogba han marcado la diferencia en el centro del campo. Pero no sólo la escuadra bianconera ha demostrado ser, con diferencia, el mejor equipo de Italia: también en Europa se han confirmado como uno de los mejores del continente al quedarse a medio paso de eliminar al Bayern de la Liga de Campeones tras su exhibición en Múnich y haber llegado a la final en la edición anterior. La Vecchia Signora es un buen ejemplo de que se pueden hacer bien las cosas sin disponer de tantos recursos.

Y a falta de tres jornadas, ¿qué queda por disputarse en la Serie A una vez que la Juventus ya se hizo matemáticamente con el título? Lo cierto es que no ha sido la temporada más emocionante en Italia y, en toda la segunda vuelta, las plazas de arriba han estado prácticamente definidas, aunque algunos cambios en el guion en las últimas jornadas han otorgado intriga a la disputa por la segunda plaza. Respecto a la zona baja, tras el descenso del Hellas Verona aún quedan dos plazas más por dirimir.

Plazas de Liga de Campeones

Parecía que el Nápoles, guiado por los goles de Gonzalo Higuaín, disputaría el título a la Juventus hasta el final, pero un bajón en su rendimiento (difícil mantenerse así toda la temporada) ha propiciado que tenga que batirse con la Roma por la última plaza. Un conjunto, el giallorosso, que ha mejorado de manera exponencial desde que Luciano Spalletti volviese a sentarse en su banquillo: 11 victorias, 4 empates y una sola derrota así lo atestiguan. El pasado lunes, con la victoria en el Olímpico ante el conjunto de Sarri, dio el título a la Juventus y confirmó que ambos pelearán por esa segunda plaza que evita pasar por la previa para acceder a la máxima competición continental.

Plazas de Europa League

Comenzó bien el Inter de Mancini la temporada, haciéndose con el liderato a base de sus repetidas victorias por 1-0 que tanto dieron que hablar, pero terminaron mostrando sus carencias hasta caer de las plazas de Champions. También la Fiorentina de Paulo Sousa empezó como un tiro y parecía que optaría por un sitio en la Liga de Campeones, pero su segunda vuelta no ha sido tan brillante como la primera. Ambos ocupan la cuarta y la quinta plaza para la Europa League y todo parece indicar que ahí terminarán la temporada, toda vez que la alarmante irregularidad del Milan le ha impedido mantenerse en la pelea por esas posiciones como parecía que podría allá por los primeros meses del año, cuando el equipo de Mihajlovic parecía dar muestras de cierta solidez, pero la impaciencia volvió a hacer acto de presencia en Milanello y el técnico serbio fue destituido. Brocchi, su inexperto sustituto (como antes Seedorf e Inzaghi) no ha mejorado las cosas.

milan-bacca

Y es precisamente del equipo rossonero de quien dependerá el último billete para la Europa League: el próximo 21 de mayo disputará la final de Coppa ante la Juventus; si gana accederá a la competición continental pero, si la Juventus hace valer su condición de favorita, no será el subcampeón de Coppa quien acceda a esa plaza, sino el sexto clasificado en liga que no es otro que el mismo Milan. Hace unas jornadas parecía que tenía asegurado ese sexto lugar y pelearía con Inter y Fiorentina, pero una malísima racha ha provocado que el sorprendente Sassuolo se plante a un solo punto del cuadro milanista. Un poco más por debajo, a cinco puntos, vienen Chievo Verona y Lazio (gran temporada de los primeros y decepcionante de los laziales).

Descenso

Las últimas temporadas del Hellas Verona tras su regreso de la Serie B, guiados por un gran Luca Toni, lo confirmaron como el equipo revelación del Calcio, y refuerzos como los de Pazzini, Rómulo o Marrone para esta temporada parecían presagiar una temporada en la que transitar por la mitad de la tabla sin pasar grandes apuros, pero la campaña de los Gialloblu ha sido un desastre, confirmándose su descenso el pasado lunes a falta de tres jornadas a pesar de su victoria sobre el Milan.

Así las cosas, Frosinone, Palermo y Carpi pelearán por evitar el descenso, con el Udinese mirando de reojo a falta de una victoria que confirme su tranquilidad. Frosinone y Carpi, con ventaja para estos últimos, tratarán de no regresar a la Serie B un año después de su ascenso y para ello pugnarán con el Palermo, en el enésimo show de su presidente Zamparini en lo que a destituciones se refiere.

               

Sobre el autor Ver todos los posts Web del autor

Gabriel Caballero

Periodismo
caballergabriel@gmail.com