Puede resultar engañoso ese 3-0 final con el que España ha derrotado a Suecia en la carrera por entrar en la próxima Eurocopa: no porque no merecieran llevarse la victoria en un partido en el que llevaron siempre la iniciativa, sino porque costó un mundo marcar. Nada que no hayamos visto antes. Lo hicieron con dos penaltis y un buen gol a última hora de Mikel Oyarzabal, su primero como internacional. Enfrente estaba una rocosa selección sueca que no era un rival cualquiera: cuartos de final en el último Mundial, adonde no acudió Italia por caer ante ellos en la previa. Su mejor jugador fue Robin Olsen, portero que ya destacó en la cita de Rusia y que protagonizó un minuto espectacular en el que tuvo que realizar hasta tres paradas de mérito. Al final un buen resultado, una victoria más que aleja a cinco puntos al segundo en el grupo F y la tarea pendiente de encontrar caminos hacia el gol.

Kepa se hace con la portería. Su titularidad ante Islas Feroe podía interpretarse como una manera de dar minutos y probar a todos en esta convocatoria, pero el hecho de mantenerse ante Suecia, con el resto del XI de gala, puede indicar que le ha ganado la carrera a De Gea. No fue bueno el final de temporada de De Gea en el Manchester, con varios errores en Premier y Liga de Campeones, mientras Kepa ha hecho una buena primera campaña en el Chelsea coronada con el título de Europa League. En cuanto al momento que viven ambos, no puede considerarse una sorpresa. Eso sí: pocas oportunidades ha tenido para lucirse en este doble duelo ante Islas Feroe y Suecia.

Íñigo Martínez para acompañar a Ramos. La retirada como internacional de Piqué dejó un hueco en el centro de la defensa que parece haberse apuntado el zaguero del Athletic, que ha protagonizado un buen partido ante Suecia, firme en defensa y dando buena salida al balón. El central del Espanyol, Mario Hermoso, fue quien acompañó a Ramos en Islas Feroe y el otro central de la lista era el realista Diego Llorente, que jugó toda la segunda mitad de dicho encuentro en sustitución del madridista. En anteriores convocatorias acudieron Sergi Gómez, Albiol y Nacho. Por el momento, Luis Enrique se decanta por Íñigo Martínez.

Parejo lidera el centro del campo. Tras un gran final de temporada en el Valencia con título de Copa del Rey y clasificación para la próxima Liga de Campeones incluidos, el madrileño continúa en un gran momento de forma como ha demostrado ante Suecia, llevando las riendas del centro del campo y dando asistencias a sus compañeros de ataque. El valencianista está en su mejor momento. Le acompañó en la tarea de creación el partenopeo Fabián, protagonista también de un buen partido.

Otra actuación gris de Asensio. Si el partido de Parejo fue una extensión de su temporada, también lo fue el de Asensio, pero en sentido contrario. Luis Enrique sigue dándole oportunidades porque sus condiciones, su talento y su potencial están ahí y a sus 23 años pueden ser muy importantes para el futuro de la selección, pero el balear sigue sin explotarlas sobre el terreno de juego. Una vez finalizada la temporada, veremos cuál es su rendimiento en la próxima.

La entrada de Morata. Al poco de sustituir a Asensio protagonizó una gran jugada que terminó en penalti de Helander. Parecía que Ramos (máximo goleador de la era Luis Enrique) marcaría su segundo tanto desde los once metros, pero le dejó la tarea a un sorprendido Morata, que no desaprovechó el regalo marcando su tanto número 16 en 31 partidos como internacional. La participación del delantero del Atlético, que no sabe aún si continuará en el Wanda la temporada que viene, se antoja esencial en un equipo al que le falta pegada.

Sobre el autor Ver todos los posts Web del autor

Gabriel Caballero