Me sigue faltando uno

Michu-Swansea

Ayer Vicente del Bosque dio la lista de convocados para el partido amistoso del próximo miércoles ante Ecuador, en uno de esos partidos que no se entiende a santo de qué vienen teniendo en cuenta que la Liga comienza el próximo fin de semana. Bueno, supongo que si se disputan es más bien por el hecho de hacer caja que por fines puramente deportivos. Pero vamos, esa es la historia de siempre: aún no ha comenzado la temporada y el calendario parece una naranja en víspera de ser exprimida.

En fin. La cuestión es que para este partido sin ton ni son esperaba ansioso las nuevas caras que el seleccionador avanzó hace unas semanas que iba a tener la vigente campeona del mundo. Un aire fresco al combinado que muchos reclamaban hace tiempo y que con la excusa de la derrota en la final de la Copa Confederaciones se agudizó. Sin embargo, hay otros que creen que la derrota ante Brasil fue simplemente un tropiezo del que nos recuperaremos el próximo verano, como si ganar Mundiales fuese coser y cantar y como si en el pecho, en lugar de una, tuviésemos un firmamento de estrellas. Pues bien: ya sabemos cuáles son las nuevas caras que tenía preparadas Del Bosque para la pachanga del día 14: Iñigo Martínez, Isco, Tello y Koke, todos procedentes de la ‘Rojita’, son los elegidos que suceden, respecto a viejas listas, a hombres como Busquets, Xavi, Piqué, Xabi Alonso o Villa, pese a que todos ellos han sido descartados probablemente por el escaso rodaje en esta pretemporada o por temas físicos. El que sí lleva entrenando, jugando y marcando es el que no está ni tiene pinta que vaya a estar nunca: Michu.

Quizá aquí el arriba firmante tenga tanta predilección por el delantero del Swansea como reticencia tenga el seleccionador por los goles del jugador asturiano. Michu marcó la temporada pasada 18 goles en la mejor liga del mundo como es la Premier League y lo hizo erigiéndose actor principal del modesto conjunto de gales. Ya desde su etapa en el Rayo Vallecano lleva llamando a la puerta de la Selección, pero parece que Del Bosque no está por la labor de abrirle las puertas. Que a la Confederaciones fuese convocado Torres en lugar de Michu o incluso Villa, que jugó más bien poco y discreto en el Barça, denota que hay ciertas liturgias que el preparador salmantino no tiene pensado modificar. Si un futbolista es de su gusto, si le tiene ganada la confianza, será un fijo en sus esquemas. Sucede algo parecido con Raúl Albiol, un futbolista que se pasó la pasada temporada en el banquillo y que constantemente recibe la llamada del técnico.

Pues con Michu parece que sucede algo parecido, pero a la inversa. No tiene pinta que vaya a convencer a Del Bosque si no lo ha hecho ya. No digo que no vaya a ir convocado en un futuro, pero lo que está claro es que su mejor momento es el actual. Sin ir más lejos, ya se ha estrenado esta temporada en competición oficial, marcando en la previa de la Europa League, ante el Malmoe, en un partido en el que también asistió y el palo evitó otro gol suyo. No creo que su perfil no encaje con el fútbol de la Selección, todo lo contrario. Michu podría ocupar perfectamente la posición de delantero centro en una línea de tres atacantes, como hizo el curso pasado en el Swansea, o retrasar su posición al estilo de Cesc cuando actúa de ‘falso 9’, como también lo ha utilizado Michael Laudrup en más de una ocasión. Aún es joven (27), se encuentra en el apogeo de su carrera y lo más importante, tiene ganas de comerse el mundo. Su entrega en cada partido es bestial, su llegada demoledora y sus ganas indiscutibles. Por eso, no entiendo que no vaya convocado ni sin querer, aunque simplemente sea para reconocer su buen trabajo, para un amistoso en el que primarán las probaturas y en el que únicamente hay en juego un puñado de euros y la honrilla. Como ya he dicho alguna vez, no seré yo quién discuta al bueno de Del Bosque, pero nadie es infalible. Si hay algún futbolista que merezca en estos momentos vestir la roja, ése es Michu.

Sobre el autor Ver todos los posts

Fernando Castellanos

Editor de NdF desde 2006 y periodista deportivo desde hace un poco menos.