Con la tranquilidad de saber que la clasificación para la próxima Eurocopa estaba encarrilada, Francia acudía al Johan Cruyff Arena para enfrentarse a una selección de Países Bajos con más urgencias en la tabla. Y no pasará a la historia este partido de los de Deschamps, pero hicieron lo justo y necesario para llevarse los tres puntos de Ámsterdam gracias, sobre todo, a la pegada de un Kylian Mbappé que firmó un doblete, obra de arte en el segundo incluida. Países Bajos apretó el marcador al final con un tanto de Hartman, pero no fue suficiente para evitar la victoria de una selección francesa que ya ha certificado, con estos tres puntos, el billete para la Eurocopa de Alemania.

Koeman alineó un equipo de circunstancias, mermado por las bajas de jugadores como Frenkie De Jong, Gakpo, Koopmeiners, De Ligt o el guardameta Flekken. No obstante, la oranje se mostró como un equipo competitivo que tuvo buenas oportunidades en la primera parte, pero sin el empaque y las individualidades de Les Bleus. El dibujo de Países Bajos bailaba entre los cuatro y los cinco defensas, dependiendo de la posición de un Dumfries que tenía vía libre para atacar por la derecha pero ayudaba en defensa cuando el balón lo tenía Francia, teniendo que encontrarse varias veces con Mbappé. Dependiendo de la posición del interista, Geertruida era más central, junto a Van Dijk y Aké, o lateral en el sector derecho.

Pero de poco sirvió acumular efectivos atrás cuando una buena combinación entre Coman, Griezmann y Clauss, con centro de este último, fue rematada por Mbappé a la red mientras la zaga naranja las veía venir. Significaba el 0-1 con tan sólo seis minutos de juego y fue la excusa perfecta para los de Deschamps: con la clasificación y el resultado a favor, sólo había que mantener el balón sin aspavientos. Países Bajos no quiso discutir hasta que, hacia la mitad del primer tiempo, Veerman envió arriba una clara ocasión y poco después Xavi Simons revolvió en el área francesa.

No se habían acabado los problemas para los de Koeman con las bajas: el gigante Weghorst tuvo que ser sustituido por Malen, pero seguían intentándolo con Reijnders entre líneas y Simons agitando por todo el frente de ataque hasta provocar una buena intervención de Maignan. Sin embargo, el gol no llegaba mientras Francia seguía a lo suyo con Coman creando peligro por la derecha, Griezmann ordenando en el centro y Tchoauméni probando disparo desde fuera del área.

Otra vez Mbappé

Así se llegó al descanso y tras este se repitió la historia: sólo habían pasado siete minutos cuando Mbappé tiró la pared con Rabiot y, cerca del pico del área, envió un obús a bote pronto ante el que el guardameta neerlandés sólo pudo salir en la foto. Un gol de galería para asegurarse el MVP.

La cuesta era ya muy empinada para Países Bajos, pero no desistió: una fantástica jugada colectiva terminó en gol de Malen pero fue anulado por milimétrico fuera de juego de Aké, y Hartman puso picante a los últimos minutos cuando marcó en el 82 un gol en el que Maignan pudo hacer más. No osbtante, Mbappé reaccionó a su manera: con un disparo al larguero con el que rozó el hat-trick.

Pero no hubo tiempo para la sorpresa. Francia, que había lucido banquillo con la salida de Giroud o Marcus Thuram, se aseguró los tres puntos y su presencia en Alemania. Países Bajos tendrá que seguir bregando: esta derrota, junto a la victoria de Grecia ante Irlanda, compromete su clasificación. Por lo menos, ya no tendrá enfrente a Mbappé.

Sobre el autor Ver todos los posts Web del autor

Gabriel Caballero

Periodismo
[email protected]