Mundial, repesca o televisión

bosnia grecia

Algunos son malos estudiantes que lo dejan todo para el último día, otros ya tienen los deberes hechos y no tienen que acudir al examen final para el aprobado, mientras que para otros es toda una sorpresa haber llegado a final de curso y una vez aquí buscan el notable alto. Unos ya tienen su presencia en el próximo curso en forma de Mundial asegurada, mientras que otros deberán acudir al examen de recuperación llamado repesca para ello, si es que tienen la suerte de tener derecho a dicha prueba. Ya sólo queda una última jornada en la Zona UEFA de clasificación para el Mundial de 2014 en Brasil y hay aún muchas cosas en juego: conozcamos el sistema de clasificación, las selecciones que ya tienen billete para cruzar el Atlántico, las que lo tienen bien y las que no lo tienen tanto.

En primer lugar dejemos claro el sistema de clasificación: hay nueve grupos, de los cuales ocho tienen seis equipos y el último, el de España, cinco. Los primeros de cada grupo obtienen acceso directo al Mundial, mientras que los ocho mejores segundos se juegan el billete en la repesca. Es decir: el peor segundo queda eliminado. El lío viene con el Grupo I, el de España, que tiene un equipo menos y, por lo tanto, dos partidos menos con lo que no estaría el segundo en igualdad de condiciones que el resto. Para solventar este problema, la UEFA ideó un sistema mediante el que, al final de esta última jornada, se hará una clasificación con todos los segundos y se restarán los puntos logrados ante el que sea último clasificado de cada grupo (menos al segundo de dicho Grupo I que será Francia salvo debacle española). Por ejemplo: en el Grupo C, ya cerrado en cuanto a posiciones, Suecia será segunda y se le contarán todos los puntos menos los logrados ante Islas Feroe, es decir: ahora cuenta con 20 puntos, y teniendo en cuenta que venció los dos partidos ante el colista, se le contarían 14.

C

Pocas salidas tenía la UEFA con 53 federaciones y ese grupo con un equipo menos, pero ésta suena a solución de andar por casa: por lo general todos los grupos tienen un colista diferenciado, una selección netamente inferior al resto, pero todo partido puede complicarse y hay algún grupo, como el A, en el que aún pueden ser colistas hasta tres equipos: Gales, Escocia y Macedonia. En cualquier caso, de las actuales segundas, a falta de la última jornada, sólo Islandia perdió puntos ante el último de su grupo, Chipre. Pero al fin y al cabo, en esa última clasificación de la repesca con todos los segundos es como si los partidos ante el colista no se hubiesen disputado, tanto si fueron ganados como si no.

Ya hay cinco selecciones clasificadas para el Mundial como primeras de grupo: Bélgica (grupo A), cuya magnífica generación le devuelve al torneo doce años después; Italia (B), que ha solventado con eficacia un grupo complicado; Alemania (C), que sólo se ha dejado dos puntos en el empate en casa ante Suecia; Holanda (D), que al igual que Alemania sólo se dejó dos puntos de manera sorprendente en su visita a Estonia, y Suiza (E), otra selección que cuenta con una buena generación y que de la mano del veterano técnico Ottmar Hitzfeld es de las primeras en sellar su billete. De todas formas, Holanda aún tiene deberes: procurar ganar con el mayor número de goles en su visita a Turquía y tratar de escalar hasta el octavo lugar del ránking FIFA, lo que le otorgaría la condición de cabeza de serie para la fase de grupos del Mundial.

Hay otras dos selecciones que estarán en el Mundial salvo mayúscula sorpresa: Rusia (F) y España (I). Ambos sacan tres puntos al segundo clasificado: la Rusia de Fabio Capello tendría que perder en su visita a Azerbaiyán y que Portugal ganase a Luxemburgo y solventase un goal average de siete tantos.

F

No tanta diferencia hay en el average entre Francia y España, pero el equipo de Del Bosque tendría que perder en casa ante Georgia a la vez que los de Deschamps batieran a Finlandia en casa. Factible esto último, no tanto lo anterior.

I

Los segundos

Francia y Portugal tienen escasas posibilidades de acceder al primer puesto, pero no temen por el segundo. Mucho más abiertos están los grupos G y H. En el G, Bosnia y Grecia están empatadas a 22 puntos con un goal average claramente superior a los bosnios (+23 por +6 de Grecia), así que las opciones de la campeona de 2004 pasan por batir a Liechtenstein y esperar el pinchazo de los Pjanic, Dzeko y compañía en Lituania.

G

Por su parte, en el grupo H es primera Inglaterra con 19 puntos gracias a su puñetazo encima de la mesa ante Montenegro (4-1) en la última jornada, cuando los de Hodgson más críticas estaban recibiendo. Segunda es Ucrania con 18, y los montenegrinos, que habían sido una de las revelaciones de esta fase de clasificación, tienen escasas opciones de ser segundos con 15 puntos. No hay enfrentamiento entre ellos: Ucrania visita San Marino, Inglaterra recibe a Polonia y Montenegro a Moldavia. Son los pross los que más riesgo tienen de recibir un susto, aunque dependen de ellos mismos. Es éste el único grupo en el que pueden bailar las tres primeras posiciones, aunque Montenegro lo tiene prácticamente imposible.

H

Hay dos segundas que tienen el puesto asegurado: Croacia en el grupo A y Suecia en el grupo C, e intentarán ganar su último partido para evitar sorpresas en la clasificación para la repesca. Croacia visitará a Escocia, que podría ser última de grupo con lo que no contarían los tres puntos, y Suecia recibe a Alemania.

A

La emoción está en el grupo B, el D y el E. En el Grupo B, tras Italia, hay hasta cuatro selecciones optando al segundo puesto: Bulgaria y Dinamarca con 13 puntos y la República Checa y Armenia con 12. De todas formas, la República Checa no tendría opción alguna de entrar en la repesca ya que matemáticamente sería la peor segunda. No le ocurre lo mismo a Armenia, ya que perdió contra Malta y sólo se le restarían tres puntos, no seis como al equipo de Cech. En cualquier caso, este grupo es el que tiene todas las papeletas de tener al peor segundo. Bulgaria recibe a la República Checa, Dinamarca a Malta e Italia a Armenia.

B

También está candente el grupo D: Turquía y Rumanía tienen 16 puntos (con mejor average para los turcos), y Hungría dos menos. Los húngaros estaban siendo una de las grandes sorpresas de esta fase de clasificación, pero la estrepitosa derrota en Holanda (8-1) y las victorias de Turquía y Rumanía cambiaron las tornas. Turquía recibe a Holanda, Rumanía a Estonia y Hungría a Andorra. Si Turquía lo pasa mal ante Holanda, Rumanía podría dar la sorpresa y colarse en la repesca.

D

Y por último nos queda el grupo E, en el que se encuentra la que podría ser la gran sorpresa de la repesca: la sorprendente Islandia, que cuenta 16 puntos por los 15 de Eslovenia. Hay que recordar que Islandia partía en el bombo 6 para el sorteo de la fase de clasificación junto a Gales, Liechtenstein, Kazajistán, Luxemburgo, Malta, Andorra y San Marino. Los islandeses, de quienes ya hablamos en su día, se la jugarán en Noruega mientras que Eslovenia tendrá que ganar o empatar en Suiza y esperar el pinchazo de los nórdicos.

E

Una vez que queden cerrados todos los grupos se hará la mencionada clasificación con los nueve segundos, uno quedará eliminado y los ocho restantes jugarán la repesca mediante sorteo previo con cuatro cabezas de serie teniendo en cuenta el ránking FIFA. Suecia, Croacia y Portugal, que casi con seguridad estarán en la repesca, tienen todas las papeletas de ser tres de las cuatro cabezas de serie. Ésta es la actual clasificación de segundos a falta de la última jornada:

segundos

Para terminar, recordar que el máximo goleador de la zona europea es Van Persie con once tantos, seguido de Dzeko con diez. Más lejos, con siete goles, están Özil y el bosnio Ibisevic. El máximo goleador español es Pedro, con cuatro tantos. No suelen venir acompañados estos parones de selecciones de la simpatía del público al detenerse las ligas, pero hay que reconocer que esta última jornada llega con emoción y varias incógnitas por resolver. Estará interesante.

Clasificaciones | Wikipedia

Sobre el autor Ver todos los posts Web del autor

Gabriel Caballero