Zabaleta, el superviviente

zabaleta

Agüero, Tévez, Nastasic, Silva, Yaya Touré, Nasri… si miramos el once que el Manchester City saca semana tras semana vemos que está repleto de extraordinarios jugadores fichados a golpe de cheque gracias a los petrodólares, sin embargo pervive algún elemento extraño, ajeno a los millonarios despliegues de los jeques en base a constancia y rendimiento. Y si observamos el once ideal de la temporada en Inglaterra elegido por la Asociación de futbolistas profesionales ingleses (PFA) podremos ver que precisamente ese extraño elemento es el único jugador del City presente en ese XI de elegidos. Se trata del argentino Pablo Zabaleta, que sin tanto ruido y a la sombra de los focos se ha hecho un nombre en la Premier League.

Y eso que no se lo pusieron fácil para esta campaña. A la ya consabida competencia de Micah Richards en el flanco diestro de la zaga, el club volvió a hacerse con otro nombre rimbombante para esta temporada como era el del defensa brasileño Maicon. A pesar de que el ex interista no era ya aquel que deslumbrara en 2010 con el triplete nerazzuro, su presencia en los citizens suponía un duro obstáculo para la titularidad de Zabaleta. A finales de octubre, Richards se lesionó de gravedad retirándose así forzosamente de la puja por el lateral, un puesto que sería para Zabaleta. A la decepcionante campaña de Maicon en Inglaterra se unió la notable temporada del argentino, que fue nombrado además mejor futbolista del equipo en el mes de enero.

Lejos parecen ya los tiempos de San Lorenzo y su fichaje por el Espanyol. Zabaleta vivió buenos tiempos como perico, para él y para el club. En Barcelona, donde comenzó jugando de centrocampista, ganó una Copa del Rey en 2006 y al año siguiente llegó a la final de la UEFA, donde el conjunto blanquiazul sería derrotado por el Sevilla en un día de fiesta para el fútbol español. No tardó en llegar el interés de otros equipos como el Inter, que veía en Zaba un buen sustituto para Zanetti, nada menos. (Poco imaginaban entonces los interistas que Zanetti, con 33 años, seguiría rindiendo a un gran nivel durante seis temporadas más, y esperemos que vuelva a hacerlo).

También el Athletic se interesó por él debido a sus orígenes vascos, hablándose asimismo del Barcelona o la Juventus. Sin embargo, ninguna oferta parecía llegar a puerto alguno y Zabaleta continuaba en Montjuic. En el verano de 2008 jugaría los Juegos Olímpicos de Pekín, ganando la medalla de oro con Argentina junto a Messi, Agüero, Riquelme, Di María… Cuando parecía que continuaría la temporada 08-09 en el Espanyol, llegó en los últimos días de mercado el Manchester City para pagar la cláusula de rescisión de ocho millones y llevárselo a Inglaterra. Ese verano también habían fichado a Kompany. Era un 31 de agosto de 2008 y estaba a punto de comenzar una revolución en el club británico: sólo un día después se anunciaba la llegada del grupo Abu Dhabi con Robinho bajo el brazo y un ambicioso proyecto.

Su adaptación a la Premier fue buena y completó una más que aceptable primera temporada, siendo nombrado jugador del mes de enero en el equipo, esa misma distinción que repitió este año. Más le costó en su segunda temporada, sin embargo, la destitución de Hugues y la llegada de Mancini le devolvió la titularidad. Con el italiano en el banquillo ha ganado una FA Cup y una Premier League tras largos años de sequía. Sólo el canterano Richards, el guardameta Hart y Kompany, fichado poco antes, son más veteranos en una plantilla confeccionada para ganarlo todo, con mayor o menor éxito. Pero entre tanta estrella, Zabaleta brilla con luz propia: es un futbolista muy querido por la afición y un gran motivador dentro del grupo. Y el mejor lateral derecho de la Premier League.

Sobre el autor Ver todos los posts Web del autor

Gabriel Caballero