El Nápoles deja escapar el liderato

napoles-milan

Nápoles y Milan se enfrentaban este lunes en San Paolo a sabiendas de lo que les esperaba en la tabla: ya el viernes, la Juventus vio frenada su increíble racha de 15 victorias consecutivas en su visita a Bolonia y le ofreció al Nápoles el liderato en el menú principal. No obstante, el conjunto de Sarri pidió otro plato. El Milan, ante la urgencia de sacar algún punto tras las victorias de Fiorentina, Inter y Roma, sus rivales directos, logró un empate a pesar de que el conjunto local se adueñó de la práctica totalidad del partido, pero el equipo de Mihajlovic se mostró como un equipo sólido y difícil de ganar al que hincarle el diente es como morder una piedra. Con el 1-1, la Juventus continúa líder mientras el Milan sigue de cerca los puestos europeos tras la complicada visita a San Paolo.

Abate y Zapata lideran la defensa rossonera. Acudía el Milan a Nápoles con Romagnoli entre algodones aquejado de una fuerte gripe en los últimos días. El capo de la defensa estaba en la convocatoria debido a las bajas de Mexés y Ely, pero la idea era que no jugase si no era necesario. Zapata sería su sustituto acompañando a Alex en el centro de la zaga y el colombiano mostró su mejor versión, esa que no siempre le acompaña. Encargado del marcaje de un activo Higuaín, el ex del Villarreal chafó todas y cada una de las acciones del goleador argentino. Y tan bien estuvo Zapata en el centro como Abate por la derecha: el lateral italiano se mostró inexpugnable en su costado y no se cansó de recorrer su carril durante todo el encuentro.

El Nápoles no obtuvo premio a su dominio. Lanzados desde el centro del campo por Allan y un omnipresente Jorginho, el Partenopei daba sensación de peligro cada vez que los de arriba subían una marcha, principalmente en las botas de Insigne e Higuaín, pero no estuvieron acertados ante la sólida zaga milanista. El dominio napolitano se tradujo en gol a pocos minutos del final de la primera parte tras el asedio al área rossonera, cuando Insigne disparó desde fuera del área rebotando el balón en un defensa y descolocando a Donnarumma. Sin embargo, el Milan se vino arriba en los pocos minutos que quedaban de la primera mitad y logró un rápido empate en la única ocasión clara de la que disfrutó gracias a un disparo de Bonaventura. El propio Bonaventura y Niang fueron lo más destacado en ataque de un Milan que buscó el contragolpe como forma de llegar a la portería de Reina.

Higuaín y Bacca, sin gol. Los dos máximos goleadores del Calcio vivieron un encuentro muy distinto, aunque compartieron la misma suerte de cara al gol. Higuaín fue el centro del ataque napolitano y lo intentó de todas las formas posibles sin conseguir aumentar sus buenas estadísticas. Por el contrario, Bacca acusó el planteamiento del partido y las escasas llegadas del Milan, y no se movió tanto como Niang en el frente rossonero. Fue sustituido a falta de 20 minutos por Jérémy Ménez: el francés jugó su segundo partido tras larga lesión, y aún se le ve sin ritmo y fuera de forma. Más activo se mostró Balotelli en los apenas ocho minutos que estuvo sobre el campo tras sustituir a Niang.

Sobre el autor Ver todos los posts Web del autor

Gabriel Caballero