Jackson Martínez y la estela del 9

jackson-martinez-atletico

Aún no sé muy bien si incluir a Mario Mandzukic en la lista de grandes nueves que siempre he visto en las filas de Atlético de Madrid. Sus números no fueron malos: 12 en liga, 5 en Liga de Campeones… pero las sensaciones no siempre resultaron positivas más allá de su innegable esfuerzo, pundonor y ser una lata para los centrales contrarios. Y es cuando lo comparamos con otros nombres que han pasado por el Calderón cuando pierde enteros: de los que yo he visto (no nos remontaremos a los tiempos de Ben Barek o Gárate) han vestido la zamarra rojiblanca grandes delanteros que van desde Lubo Penev hasta Radamel Falcao pasando por Esnáider, Vieri, Hasselbaink, Fernando Torres, Agüero, Forlán… incluso en aquellos dos años en el infierno contaron con el abultado número de goles de Salva Ballesta primero y Diego Alonso después. En las dos últimas temporadas se produjo una curiosa circunstancia: se esperaba que Villa fuese el killer atlético tras la marcha de Falcao pero resultó serlo Diego Costa, que por fin explotó tras una larga trayectoria en la liga española. Después, cuando Mandzukic parecía el elegido para tener los mejores números, fue Griezmann quien se destapó como goleador marcando 22 tantos en liga. Ahora no quieren sorpresas: se espera que el francés mantenga su alto rendimiento, y para acompañarle en la faceta goleadora se ha hecho por fin oficial la llegada de Jackson Martínez procedente del Oporto para continuar la estela de grandes delanteros con los que casi siempre contó la plantilla del Atlético de Madrid.

Y no me olvido de otro de los buenos fichajes de la secretaría rojiblanca como es el de Luciano Vietto procedente del Villarreal. Será compatible con Jackson: Vietto tiene más desborde, más recorrido, puede jugar unos metros más atrás. Podría ser, si así lo considera Simeone, el que agite el gallinero y Jackson el que aplique el silencio. El delantero colombiano tiene fuerza, potencia, juego aéreo, de espaldas… todo un rematador que ha marcado casi cien goles en tres temporadas con el Oporto. Finalmente el club rojiblanco ha tenido que rascarse el bolsillo y pagar su cláusula de 35 millones al no entrar ningún futbolista en la operación. En Portugal suspiraban por la continuidad de Óliver Torres un año más, pero Simeone cuenta con el canterano. Con Vietto y Jackson, además de Griezmann y Torres y otro de los fichajes, Yannick Carrasco, al Atlético le sobra pólvora arriba, aunque ha de compensar la pérdida de calidad en el medio con la marcha de Arda Turan al Barcelona.

Hace unas semanas, Jackson Martínez parecía tenerlo hecho con el Milan, pero finalmente el delantero se decantó por el Atlético y el club italiano encontró su alternativa en Sevilla. Pasó de fichar una pantera a contratar un cazador más sutil y técnico como Carlos Bacca. Los delanteros procedentes de Colombia están de moda, y en el Atlético los conocen bien: Adolfo Tren Valencia y Falcao marcarían los extremos opuestos de una gráfica de rendimiento. Ahora es el turno de Jackson Martínez.

Sobre el autor Ver todos los posts Web del autor

Gabriel Caballero