lacazette luis suarez

El Atlético de Madrid busca ‘9’ en este mercado de fichajes. No es que el dorsal del conjunto rojiblanco esté huérfano, sino que su poseedor no convence en términos goleadores. Todavía mucha gente se pregunta cómo el Real Madrid colocó en el Chelsea a Álvaro Morata (27 años) por 80 millones de euros. Y cómo el conjunto londinense, dos años más tarde, logró ingresar otros 55 por el ariete, que a orillas del Manzanares no se ha convertido en el referente ofensivo que buscaba Simeone. Sus guarismos tampoco engañan: 12 dianas en 34 apariciones o 16 en 44 si sumamos todas las competiciones, que demuestran la falta de punch en los últimos metros de los colchoneros. Pese a todo, su docena de goles le han convertido en el máximo artillero de su equipo este curso, doblando en aciertos a Joao Félix o Saúl ―con seis cada uno― o superando con creces al otro delantero de la vanguardia atlética: Diego Costa (31 años).

El hispano-brasileño ha confirmado aquel proverbio de «segundas partes nunca fueron buenas». Y es que tras una excelente primera etapa en el Vicente Calderón, que le valió precisamente para ser seducido también por el Chelsea, en su última temporada de rojiblanco (13/14), anotó 27 chicharros. En Stamford Bridge, 20, 12 y 20. Y desde que pisó el Wanda Metropolitano, sus cifras poco o nada tienen que ver con las del pasado: 3 tantos en la 17/18 ―en la que no pudo jugar los primeros meses de competición por la sanción de la FIFA al Atlético―, dos la 18/19 y cinco en la recién finalizada 19/20. Su relación con el gol se ha ido distanciando al tiempo que lo hacía su vínculo con la enfermería. Y es que los problemas físicos de Diego Costa le han impedido disfrutar de una continuidad que seguramente, hubiese venido acompañada de goles.

Ni Morata ―que a todo esto, cuenta con una excelente prensa― ni Costa son dos jugadores que no sirvan para el Atlético, pero si el cuadro dirigido por el Cholo quiere pelear por la Liga, debería contar en sus filas con un killer que compita por ser el Pichichi de la competición. Messi (25) o Suárez (16) en el Barcelona o Benzema (21) en el Real Madrid o incluso Gerard Moreno (18) en el Villarreal pueden dar fe de ello. El Atleti es un club además que históricamente ha contado con grandes realizadores en los últimos tiempos. Me vienen a la cabeza Vieri, Hasselbaink o más recientemente Forlán, Falcao o el Kun Agüero, que sin ser un ‘9’ puro, se hinchó a goles con la rojiblanca. Raúl Jiménez, Jackson Martínez, Vietto, el regreso de Fernando Torres, Mandzukic, Gameiro o Kalinic han sido algunos de los que no han superado la prueba en la punta de lanza colchonera. Jugadores, muchos ellos, con extraordinarias condiciones, que no se han asentado en una posición esencial para cualquier club.

En busca de ese cazagoles parece que una vez más se mueve en el mercado la entidad rojiblanca. Suena ―una vez más― Alexandre Lacazette (29 años), que si bien es cierto que la rompió en su etapa en el Lyon (27, 21, y 28 aciertos), en el Arsenal ha anotado 14, 13 y 10 en las tres últimas temporadas. También Luis Suárez, por partida doble: tanto el del Barcelona (33 años), como el del Watford (22 años), que ha estado cedido en el Zaragoza y ha firmado 19 dianas con la escuadra blanquilla. Más allá del nombre elegido, de lo que no cabe duda es que debe tratarse de un perfil muy concreto, que encaje en el contexto futbolístico del Cholo, donde los arietes viven bastante alejados del área. Por ello, el Suárez colombiano sería una magnífica opción, pues además de su punta de velocidad, es capaz de generar ocasiones por sí mismo y, de regalo, enchufarlas. Quizá el reto pueda ser muy grande para un jugador que no ha debutado en Primera, pero teniendo en cuenta los casos de Morata, Diego Costa o tantos otros que llegaron con la vitola de crack y se quedaron a medias, ser un depredador del área contrastado no es ni mucho menos, garantía de éxito.

Sobre el autor Ver todos los posts

Fernando Castellanos

Periodismo deportivo en vena. En NdF desde 2006. Hacer todo lo que puedas es lo mínimo que puedes hacer.